Cuernavaca, Morelos.- El gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo encabezó el tradicional “Grito de Independencia” al conmemorar el 210 aniversario del inicio del movimiento independentista, e hizo un reconocimiento al personal médico y de enfermería que están en la primera línea de batalla contra el COVID-19.
La pandemia por coronavirus que se vive en el país y otras partes del mundo, originó que este año el Grito de Dolores se realizara a distancia, sin la presencia de la ciudadanía que todos los años suele acudir a la Plaza de Armas de Cuernavaca a disfrutar de la noche mexicana.
Pero aún sin festejo público, desde sus hogares -para evitar la propagación del coronavirus- “debemos aprovechar para celebrar con alegría un México libre, que logró su independencia gracias a un grupo de valientes, hombres y mujeres, que unidos lucharon por nuestro país, nuestras raíces, nuestra cultura, nuestra libertad”, exclamó el jefe del Ejecutivo local.
Las circunstancias actuales son distintas, agregó el mandatario estatal: ahora vivimos momentos en donde los héroes y heroínas visten de blanco y luchan contra el coronavirus, al cual venceremos juntos, con unidad y respeto. Morelenses, les invito a recordar que estas fechas patrias exaltan al máximo nuestro orgullo de ser mexicanos”.
Cuauhtémoc Blanco aseguró que Morelos es parte de una nación que ha demostrado su grandeza a pesar de los obstáculos y las situaciones complicadas, porque “México es más grande que cualquier adversidad”.