La Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) recibió –de manera representativa- por parte del rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers, y del presidente del patronato de la máxima casa de estudios, el documento que contiene su “Cuenta Anual 2019”.
Luego de reconocer el ejercicio de transparencia de la UNAM, el presidente de la instancia legislativa, diputado Mario Alberto Rodríguez Carrillo (MC), destacó que las auditorías deben ser parte de la cultura nacional y adoptarse por todas las instituciones que utilizan recursos públicos.
Mencionó que en la nueva normalidad hay que enfatizar en la rendición de cuentas. “Se ha modificado el formato y el protocolo de la entrega; esperemos que este acto abone al fortalecimiento de la cultura de la rendición de cuentas y a la transparencia, sobre todo en estos momentos”.
Rodríguez Carrillo recordó que presentó una propuesta para convertir a la fiscalización superior en una actividad esencial, pues “la ASF forma parte de la Cámara de Diputados y es esencial, pero no así aquellos entes fiscalizables que por acciones o recortes en la ley han cerrado e impedido que la Auditoría pueda concretar los ciclos de fiscalización superior”.
A su vez, el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, mencionó que por la contingencia sanitaria no se entregó este documento en su momento, pero hoy se hace bajo esta modalidad tecnológica. Con ello, dijo, se refrenda el compromiso de la Universidad frente a la Cámara de Diputados de rendir cuentas claras y oportunas de cómo se ejercieron los recursos públicos que se le destinaron.
Reconoció al Patronato de la UNAM por su trabajo en la elaboración de la Cuenta Anual y afirmó que dicho documento fue aprobado por la unanimidad del Consejo Universitario.
David Colmenares Páramo, auditor Superior de la Federación, encomió este ejercicio de transparencia y rendición de cuentas por parte de la UNAM. “Es un ejemplo para el resto de las universidades públicas”.
Mencionó que además de los costos, la pandemia también ha dejado oportunidades, porque la ASF vive un proceso de modernización, principalmente tecnológica, a través del Buzón Digital, con todos los rangos de eficiencia y legalidad.
Indicó que está en proceso una reforma para que se puedan hacer auditorías electrónicas o a distancia. Se manifestó a favor de que la fiscalización superior sea una actividad esencial y que las revisiones sean en tiempo real.
El presidente de la Junta de Patronos de la UNAM, Othón Canales Treviño expuso que la Cuenta Anual 2019 contiene el registro contable y presupuestal generado por las operaciones de 278 unidades académicas y administrativas de la Universidad; para ese año, la casa de estudios ejerció un presupuesto de 45 mil 796.4 millones de pesos.
En la reunión digital estuvieron como testigos las y los secretarios de la Comisión de Vigilancia, Marco Antonio Andrade Zavala, Lidia García Anaya e Iván Arturo Pérez Negrón, de Morena; y Marcela Guillermina Velasco González (PRI).
Por parte de la UNAM Mario Luis Fuentes Alcalá, vicepresidente de la Junta de Patronos; María Elena Vázquez Nava, integrante de la Junta de Patronos; Leonardo Lomelí Vanegas, secretario General; Luis Álvarez Icaza, secretario Administrativo; Tomás Rubio Pérez, director de la Facultad de Contaduría y Administración y presidente de la Comisión de Vigilancia Administrativa del Consejo Universitario; Néstor Martínez Cristo, director general de Comunicación Social; Guadalupe Mateos Ortiz, Tesorera; Enrique Azuara Olascoaga, contralor, y Enrique Del Val, director general de Planeación.