Además de los retos que enfrenta la democracia a nivel mundial, las autoridades electorales se encuentran buscando mecanismos que permitan garantizar las prácticas democráticas de participación política de las y los ciudadanos en un contexto de pandemia generada por el COVID-19, afirmó el Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello.
“El gran desafío que tenemos es que la democracia no se convierta en una víctima más de esta pandemia que aqueja a la humanidad en los tiempos recientes. Nuestro gran reto es que a la pandemia no solamente le sobrevivamos todas y todos, sino también el sistema democrático que tanto nos ha costado construir”, dijo al impartir la videoconferencia “Democracia y Pandemia”, invitado por El Colegio Nacional (México).
El Presidente del INE recordó que las democracias en el mundo enfrentan grandes problemas, como descontento social por su falta de resultados en la solución de los grandes problemas que aquejan a las sociedades: pobreza, desigualdad, inseguridad y crisis económica, entre otros.
Asimismo, añadió, las democracias viven una crisis de credibilidad de las instituciones centrales de los procesos democráticos: partidos y parlamentos.
“Los partidos políticos no gozan de un buen momento en términos de credibilidad pública ni mucho menos en términos de horizonte. Los partidos políticos en Europa, Estados Unidos y en América Latina, han cobrado un matiz más electorero; es decir, instituciones más preocupadas en cómo ganar elecciones que en construir programas ideológicos y políticos de largo aliento que permita la identidad de su propia militancia”.
De hecho, agregó Córdova, es cada vez más frecuente ver como los partidos políticos además de sufrir una baja en su credibilidad, han ido perdiendo sistemáticamente militantes y la representación política en los parlamentos ha tenido déficits de credibilidad.
A estos problemas, se les une un contexto de desinformación y noticias falsas cuya penetración se potencializa a través de las redes sociales y un ambiente de polarización política que divide a la sociedad.
La polarización política, dividir a la sociedad en blanco y negro se acentúa con la pandemia
Durante la conferencia coordinada por Antonio Lazcano Araujo, integrante de El Colegio Nacional, Lorenzo Córdova expresó que la pandemia, más allá de dividir al país, debería ser motivo de unión para superar la crisis sanitaria.
“Mal haríamos en entender a la pandemia no como un pretexto para propiciar la unidad nacional, sino como un momento de desunión y de exacerbación de esta polarización que no es un fenómeno nuevo pero que en muchos estados está planteándose como un fenómeno más importante, justo en el contexto de la pandemia”.
La democracia, explicó, supone la coexistencia pacífica y tolerante de posturas distintas. “Puedes pensar distinto a mí, pero tienes el derecho y te reconozco el derecho y la legitimidad para hacerlo. Y mi confrontación política contigo, no supone tu exclusión, tu negación o tu eliminación, sino el respeto y tolerancia de esas posturas distintas con las que hay que coexistir y convivir”.
Lo que estamos viendo en tiempos recientes en todo el mundo y México no es la excepción, -advirtió el Consejero Presidente del INE-, es justamente la prevalencia de las posturas polarizantes que dividen a la sociedad en blancos y negros, que no permiten puntos medios y que, en pocas palabras definen la vida política entre quienes son defensores y antagonistas de una postura determinada.
En este contexto, mencionó, la autoridad electoral trabaja para garantizar el derecho al sufragio y toma las medidas necesarias a partir de protocolos que, siguiendo las recomendaciones de instancias internacionales, le permitirán la celebración de elecciones en los estados de Coahuila e Hidalgo y los comicios del 6 de junio de 2021, en caso de que la pandemia COVID-19 continúe.