Y vivieron felices por siempre, así podría definirse el panorama que aprecia el ciudadano presidente en la relación México-Estados Unidos. Pero es sólo un espejismo.
Es claro que en medio del escenario electoral estadounidense el ciudadano presidente Trump no dudará en endurecer el discurso antimexicano y tomar acciones que perjudiquen no solo a los migrantes y el intercambio comercial, sino a México en general.
Por el momento, tras la visita del ciudadano presidente a la Casa Blanca todo es miel, pero no pasará mucho tiempo antes de que Trump vuelva a ser el mismo.
Y para desgracia de México, la situación económica global no es la más favorable.
Educación
Como si fuera necesario recordarlo, el ciudadano secretario de Educación subrayó que la reanudación de clases presenciales en el nuevo ciclo escolar dependerá de los gobernadores.
Y con ello, se confirma que el gobierno federal quiere el menor número de riesgos en su cancha.
A lo sumo apuesta por una responsabilidad compartida, en la que el mayor peso sea para los otros.