Imagen tomada de La Jornada en línea

París. Mientras América Latina supera los dos millones de contagios por el Covid-19 y China realiza pruebas de diagnóstico masivas para contener un nuevo foco en Pekín, Europa, el continente más golpeado por la pandemia del coronavirus, proseguía este domingo su desconfinamiento con la reapertura de las fronteras de España a los europeos.
La pandemia de Covid-19 ha matado oficialmente a cerca de 462 mil personas en el mundo y ha contagiado a más de 8.7 millones desde que surgió en China a finales de diciembre.
En tanto en Europa el coronavirus parece estar controlado, en el resto del mundo se propaga con fuerza, sobre todo en América Latina y el Caribe, el nuevo epicentro.
El sábado se superó el umbral de dos millones de casos en esta región, pisándole los talones a Estados Unidos y Canadá (con más de 2.3 millones esencialmente en el primero) y Europa con 2.5 millones, de ellos cerca de la mitad en Rusia, Reino Unido, España, Italia y Francia.
Con un millón de casos y casi 50 mil muertos, Brasil es el más golpeado de la región, junto a Perú, con 250 mil casos y 7 mil 861 muertos, México 175 mil 200 casos y 20 mil fallecidos, y Chile, que el sábado revisó al alza el balance de fallecidos a 7 mil 144.
Asia, Oriente Medio, África y Oceanía están en el umbral del millón de casos. Pero después de casi dos meses sin casos en China, un foco en la capital, con más de 220 nuevos casos, de ellos 22 este domingo, preocupa a las autoridades que han realizado pruebas a más de 2.3 millones de personas.
El país va a inspeccionar los alimentos importados.
Trump quiere ralentizar el diagnóstico
En Estados Unidos (con cerca de 120 mil muertos y más de 2.2 millones de casos), el presidente Donald Trump, en plena campaña para su reelección, aseguró el sábado que había ordenado ralentizar el ritmo las pruebas de diagnóstico porque cada vez “encontramos más gente, más casos”.
“Por supuesto que bromeaba, para denunciar la absurda cobertura mediática”, dijo luego a la AFP un funcionario de la Casa Blanca, que pidió el anonimato.
Trump celebró su primer mitin electoral posconfinamiento en una sala cerrada en Tulsa (Oklahoma). Seis organizadores dieron positivo al virus y los seguidores, la mayoría sin mascarilla, se comprometieron por escrito a renunciar a cualquier demanda legal si contraían el coronavirus.
Mientras retrocede en Nueva York y en el noreste del país, la enfermedad se propaga en otras regiones, y en particular en Oklahoma.
En Irán, que ha entrado en su quinto mes de lucha contra el virus, anunció el sábado que había registrado más de 100 muertos y más de 2 mil infectados en 24 horas.
Marruecos también registró 539 nuevos casos, el número más alto desde el primer caso anunciado en marzo. En la provincia de Kenitra (oeste), se ha levantado un hospital de campaña con capacidad para 700 pacientes tras la aparición de focos en las plantas de acondicionamiento de fruta roja para la exportación.
Rabat anunció el viernes una nueva flexibilización de las medidas de confinamiento, en vigor desde mediados de marzo pese a que el estado de urgencia sanitaria se ha prolongado hasta el 10 de julio.

Fuente: Agencias, La Jornada en línea