(El Financiero) El peso cedió terreno frente al dólar este martes, a medida que los inversionistas buscaron por momentos el dólar y el oro en el entorno internacional, reflejando una sana toma de utilidades en los mercados de capitales y en medio de la publicación de datos de la inflación en México.
Esto ocurre un día antes de la reunión de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos.
De acuerdo con datos del Banco de México (Banxico), la moneda mexicana se depreció 1.23 por ciento con lo que el tipo de cambio quedó en las 21.8780 unidades, esto en el ámbito interbancario.
En ventanilla bancaria el dólar se cotiza en 22.12 unidades, según Citibanamex.
Durante las operaciones del overnight, la divisa nacional tocó un mínimo de 21.4647 pesos por dólar a las 19:10 horas del lunes. El máximo se ubicó en 21.9161 unidades a las 3:35 horas de este día.
El índice Bloomberg, que mide la fortaleza del billete verde frente a una canasta de diez divisas, cayó 0.13 por ciento a los mil 202.38 puntos.
En los mercados de capitales se observaron movimientos mixtos y pérdidas, principalmente en Europa, donde los principales índices retrocedieron cerca de 2 por ciento. En Estados Unidos, los índices rondaron una sesión de alzas y bajas.
“Al igual que en el mercado cambiario, esto es resultado de una corrección luego de que ayer el índice S&P 500 se ubicó por arriba de 3 mil 200 puntos, niveles vistos en las semanas previas al comienzo de la pandemia e indicando una recuperación casi completa del mercado de capitales estadounidense”, señaló Gabriela Siller, directora de análisis económico y financiero de Banco Base.
Los precios del energético también contribuyen a los retrocesos en los mercados derivado de que los precios del petróleo.
El WTI cerró el lunes con una pérdida de 3.44 por ciento y esta sesión pierde 0.26 por ciento, cotizando en 38.09 dólares por barril, ante especulación de que los países del Golfo Pérsico probablemente no extiendan hacia julio sus recortes a la producción petrolera.
Hay que recordar que Arabia Saudita y Kuwait acordaron recortar su producción petrolera más de lo pactado con la OPEP y sus aliados, pero solo hasta junio.
El colapso más rápido del mercado de valores desde que se tienen registros ha sido seguido por una de las recuperaciones más rápidas de la historia, impulsada por cantidades sin precedentes de estímulos inyectado en los mercados financieros y la economía, tanto por bancos centrales como por gobiernos.
El S&P 500 cerró el lunes en ‘verde0, el mismo día que los poseedores de registros económicos, el NBER, declararon que Estados Unidos está en recesión, pero los índices ya compensaron a quien haya estado indexado al referente.