Imagen: Especial

Durante mayo la venta de autos nuevos se desplomó como no había pasado en 25 años, según reportes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
El organismo indicó que ese mes se vendieron 42 mil 28 autos nuevos, lo que representa una disminución de 59 por ciento respecto al mismo mes del año pasado y es la mayor baja que presenta la industria para un mes similar en 25 años, cuando la comercialización de vehículos en el quinto mes de 1995 cayó 75.1 por ciento.
Precisa que, en cifras acumuladas, de enero a mayo las ventas de vehículos sumaron 373 mil 608 unidades, comparado con el mismo periodo del año anterior, con 533 mil 748 unidades, representan una disminución de 30 por ciento y suman un periodo de 36 meses con caídas consecutivas.
Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), señaló que “estos resultados se dan en el marco de la pandemia COVID-19 que azota a nuestro país y que ha impactado negativamente al mercado automotor ante las medidas de aislamiento social decretadas por las autoridades sanitarias para hacer frente a los contagios, la desconfianza e incertidumbre generada entre los consumidores y el deterioro de las condiciones económicas de muchas familias”.
Añadió que el confinamiento provocado por la emergencia sanitaria por el COVID-19 motivó a que sólo se pudieran comercializar vehículos a través de atención telefónica, redes sociales, sitios web y atención domiciliaria, lo que mejoró el resultado del quinto mes de 2020.
Rosales afirmó que los distribuidores están preparados para aplicar protocolos sanitarios que cumplen los Lineamientos Técnicos de Seguridad Sanitaria en el Entorno Laboral y disposiciones complementarias del gobierno federal y tienen el compromiso de salvaguardar la salud de los trabajadores, los clientes y los proveedores.

Fuente: Inegi, La Jornada en línea