Cuernavaca, Morelos.- El secretario de Gobierno, Pablo Ojeda se reunió de manera virtual con las y los presidentes municipales, donde acompañado por los titulares de Salud, Marco Antonio Cantú Cuevas; Desarrollo Económico y del Trabajo, Ana Cecilia Rodríguez González; Turismo y Cultura, Margarita González Saravia; y el director general de Transporte, Javier Ríos dieron a conocer el semáforo y panorama epidemiológico así como la propuesta de reapertura económica y social en Morelos.
Tras dar a conocer la propuesta que será de manera ordenada, gradual y cauta, donde los negocios y comercios habrán de sujetarse a la nueva normalidad, se dejó en claro que la reapertura será de acuerdo a la semaforización establecida por la Federación, la cual está basada en el número de contagios, velocidad de transmisión del virus y ocupación hospitalaria de pacientes COVID-19 en la entidad.
“La salud de las familias morelenses es la prioridad, por ello, se están tomando las medidas para proteger a la población y su economía de manera responsable”, enfatizó el secretario de Gobierno.
Se acordó junto con los alcaldes reforzar los recorridos y acciones que contribuyan a contener el número de contagios de coronavirus COVID-19 en los municipios donde se concentra el mayor número de riesgo, en el que se contempla la participación de la Guardia Nacional, la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES), Protección Civil y la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), invitándolos a seguir las recomendaciones de salud y permanecer en sus hogares, ya que el regresar a la nueva normalidad, no significa el regreso a la actividad de manera habitual.
Acompañado por el director general de Atención a Municipios, Marco Martínez, Pablo Ojeda, los convocó a ser corresponsables, toda vez que el regresar de manera paulatina a la activación económica y social, no quiere decir que se lleven a cabo las actividades de manera normal, sino que se deberá continuar y reforzar las medidas básicas de higiene y sana distancia, con la finalidad de evitar en la medida de lo posible, rebrotes.
En ese sentido, pidió redoblar esfuerzos y no bajar la guardia, toda vez que es momento de estar más unidos para evitar que haya más contagios, ya que en la medida de disminuir los pacientes enfermos por coronavirus COVID-19, se podrá volver a la vida cotidiana más rápido.
Ana Cecilia Rodríguez, detalló que el semáforo de reapertura será bajo las siguientes actividades: industria automotriz, construcción, fabricación de equipo de transporte y minería, a partir del uno de junio; industrias manufactureras, comercio al por menor en tiendas departamentales, servicios de preparación de alimentos y bebidas, servicios de hospedaje y balnearios, tentativo primera quincena de junio, dentro de un 30 a 50 por ciento de su capacidad.
Mientras que, para corporativos, servicios profesionales, científicos y técnicos, estéticas, barberías, así como oficinas de gobierno sin atención al público, tentativo primera quincena de julio; servicios educativos, actividades deportivas y culturales masivas, gimnasios, conciertos, teatros, cines, museos, bares y casinos, sería de manera tentativa para la primera quincena de agosto.
En tanto, Javier Ríos dijo que extremarán las medidas de seguridad e higiene en las unidades de transporte a través de operativos en todo el estado.
Al finalizar, Marco Antonio Cantú, expuso el panorama epidemiológico a nivel nacional y estatal; además de explicar el semáforo de ocupación hospitalaria, el cual está integrado por cuatro colores: rojo, nivel máximo de alerta; naranja, alto riesgo; amarillo, riesgo medio; y verde, bajo riesgo; tomando en cuenta la ocupación de la Red IRAG (Infecciones Respiratorias Agudas Graves); el crecimiento de la misma; el aumento de pacientes COVID-19 en los últimos 14 días y la positividad.