Imagen tomada de La Razón

En busca de una posible vacuna contra el COVID-19, la administración Trump anunció que pagará hasta 1.2 mil millones de dólares como parte de una asociación con la empresa biofarmacéutica AstraZeneca, un acuerdo que también le daría a los Estados Unidos 300 millones de dosis.
Este acuerdo, anunciado por el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) y AstraZeneca, se produce cuando científicos, investigadores y funcionarios del gobierno de Trump presionan intensamente por una posible vacuna, para ayudar a combatir el nuevo coronavirus y permitir que las personas reanuden la normalidad.
El presidente Trump ha promovido una iniciativa, denominada “Operación Warp Speed”, destinada a intentar que las dosis de una vacuna estén disponibles para fin de año, aunque los funcionarios actuales y anteriores advirtieron que el esfuerzo podría llevar más tiempo.
En su declaración, el HHS dijo que alcanzó un contrato con AstraZeneca con respecto a una posible vacuna, la cuarta en recibir apoyo de la Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado del departamento, que también respalda otras pruebas y tratamientos.
El HHS explicó que el contrato aceleraría el desarrollo de la posible vacuna para incluir estudios con cerca de 30 mil voluntarios en Estados Unidos este verano, luego del trabajo clínico en curso en Reino Unido desde el mes pasado. Según la compañía, pronto se esperan datos de esos ensayos, que involucran a más de mil voluntarios adultos.
El secretario del HHS, Alex Azar, dijo en un comunicado que este acuerdo “es un hito importante”, mientras que AstraZeneca emitió su propio comunicado diciendo que la compañía “haría todo lo que esté a nuestro alcance para que esta vacuna esté disponible de manera rápida y amplia”.

Fuente: Agencias, La Razón

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí