La Secretaría de Gobernación, a través del Instituto Nacional de Migración (INM), continúa acatando las medidas cautelares emitidas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), en atención –de manera especial– a población en condición de vulnerabilidad como niñas, niños y adolescentes, además de mujeres, incluyendo a las que se encuentran embarazadas, así como personas adultas mayores y quienes padecen enfermedades crónico degenerativas.
Asimismo, mantiene la dinámica de atención y operatividad para mantener una migración segura, ordenada y regular frente a la contingencia generada por el virus SARS-CoV2 (COVID-19), en apego al respeto de los derechos humanos.
Derivado del cierre de fronteras, el flujo migratorio en el sur del país ha experimentado una reducción importante. Las presentaciones ante la autoridad migratoria, de personas que no acreditan su estancia regular ha pasado de 2 mil 940 en marzo, a mil 532 en abril y 292 en mayo.
De la misma forma, el retorno asistido de ciudadanas y ciudadanos de Centroamérica ha sido de 4 mil 935 personas desde el 21 de marzo a la fecha; vía aérea fueron trasladadas 2 mil 461 a Honduras, 406 a El Salvador y 67 a Nicaragua, así como 2 mil 001 vía terrestre a Guatemala. Lo anterior, en coordinación con las autoridades consulares de los países correspondientes y cumpliendo en todo momento con las medias de vigilancia y prevención ante el COVID-19.
Del pasado 21 de marzo a la fecha, el instituto ha recibido –vía terrestre y aérea– a 27 mil 192 personas mexicanas provenientes de Estados Unidos, a quienes se les ha expedido una constancia de repatriación y brindado apoyo para retornar a sus lugares de origen.
Al 27 de mayo se encontraban 234 personas migrantes en las 65 estaciones migratorias y estancias provisionales que el INM tiene en el país, las cuales en total tienen una capacidad de 8 mil 524 espacios, con lo que se descarta un sobrecupo o hacinamiento como se ha referido de manera inexacta en fuentes no oficiales.
Cabe recordar que, en cumplimiento a las medidas sanitarias emitidas por las autoridades de salud y organismos nacionales e internacionales, el INM dio salida a personas migrantes desde el pasado 21 de marzo, y con base en la Ley de Migración y su reglamento, se consideró la situación particular, especialmente la de las y los solicitantes de refugio.
Como parte de la transparencia y rendición de cuentas, el INM solicita a la CNDH la supervisión aleatoria en el momento que ésta lo decida.
El personal del INM continuará con las acciones para prevenir contagios y detectar posible sintomatología o casos positivos de coronavirus en sus instalaciones. Hasta ahora, no se han registrado casos de COVID-19 entre la población migrante atendida.
Con relación a la información difundida sobre una supuesta simulación de la autoridad federal para atender amparos que protegen a personas migrantes en medio de la contingencia sanitaria, el INM precisa que acata y da seguimiento a toda resolución emitida por los órganos jurisdiccionales en los que tenga intervención y sea requerido.
A la fecha, no existe por parte de algún juez requerimiento relacionado con un desacato de amparo emitido a favor de las personas migrantes. El INM continúa con las acciones humanitarias, de protección a la salud y de condición de vida con dignidad a este sector de la población.
En coordinación con la Secretaría de Salud y la Unidad de Sanidad Internacional en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, así como médicos del INM, se continúan aplicando en aeropuertos, puertos marítimos y puntos de internación terrestre medidas preventivas de detección de COVID-19, en atención a los protocolos emitidos por las autoridades federales sanitarias.
En las estaciones y estancias migratorias se sigue implementando el protocolo de actuación para la prevención y atención de casos sospechosos y confirmados de coronavirus.
El INM, de manera conjunta con la Guardia Nacional, mantiene los puntos de revisión en las fronteras sur y norte del país, en apego a la Ley de Migración, con el fin de garantizar que sea segura, ordenada y regular.
En lo que respecta a los ingresos de personas vía aérea al país, se ha registrado una disminución de 97.4 por ciento al pasar de un millón 269 mil 241 en marzo, a 54 mil 579 en abril y 50 mil 628 en lo que va del mes de mayo.