Toluca, Estado de México.- Con el objetivo de mantener la atención a quienes tienen dependencia a sustancias psicotrópicas y la salud mental, en el marco de la pandemia de COVID-19, la Secretaría de Salud del Estado de México, a través del Instituto Mexiquense Contra las Adicciones (IMCA), realizó un foro de capacitación para el personal de psicología.
Estuvo dirigido a los profesionales que laboran en los 34 Centros de Atención Primaria a las Adicciones (CAPA), los tres Centros Integrales de Salud Mental (CISAME) y a los encargados de adicciones de las 19 Jurisdicciones Sanitarias, a fin de actualizar sus conocimientos en torno a ambos temas.
Con la participación del Director General de los Servicios de Atención Psiquiátrica de la Secretaría de Salud federal, Juan Manuel Quijada, el titular de la Comisión Nacional Contras las Adicciones (CONADIC), Gady Zabicky Sirot y el miembro de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes, Raúl Martín del Campo, se abordó el nuevo panorama que plantea la pandemia.
En materia de adicciones se puso de manifiesto que el confinamiento cambió el comportamiento de este problema social, donde destaca el aumento en el empleo de drogas por parte de la población femenina y adultos mayores, así como el policonsumo entre jóvenes.
Por lo que respecta a la salud mental, el permanecer en casa ha provocado diversas reacciones en los miembros de la familia, donde destacan los sentimientos de incertidumbre, ansiedad y temor, lo que se ve reflejado en las relaciones intrafamiliares, no obstante se prevé que al concluir la pandemia y retomar las actividades cotidianas, la mayor parte de la población superará la crisis emocional.
Finalmente, el director del IMCA, Francisco Fernández Clamont señaló que con el apoyo de la tecnología los CAPA y CISAME han continuado su labor de atención a la población que demanda sus servicios, pero sin duda se plantea el reto del regreso a la nueva normalidad y por ello se capacita al personal de psicología para hacerle frente.