Imagen tomada de La Razón

La Universidad Nacional Autónoma de México condena de manera enérgica las acciones violentas realizadas por personas que ocupan las instalaciones del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Azcapotzalco, quienes una vez más, sin razón ni motivo, dañaron el patrimonio universitario, al incendiar de manera deliberada una camioneta de redilas propiedad de la UNAM.
Estos hechos violentos, contrarios al espíritu universitario, constituyen actos delincuenciales que provocan indignación entre la comunidad, por el riesgo que representan para las personas, y por los daños materiales y económicos causados por quienes mantienen la posesión del plantel desde el pasado 26 de febrero, fecha en que tomaron por la fuerza las instalaciones y lesionaron a 14 miembros de la comunidad académica.
Por lo anterior, las autoridades del CCH exigen la devolución inmediata del plantel a quienes fuera de toda legalidad lo tomaron por la fuerza, afectando las actividades académicas de más de 12 mil alumnos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí