Imagen: Especial

La Organización Mundial de la Salud (OMS) nombró oficialmente al coronavirus como COVID-19, y aseguró que la epidemia supone una “amenaza global”, tanto o “más potente” que el terrorismo.
Se recordó que Hasta 2017, la ONU responsabilizó al grupo terrorista Al Qaeda por la muerte de mil 349 personas, 234 menos que las reportadas hasta ayer por el nuevo coronavirus (COVID-19), que surgió en China en diciembre pasado.
La nueva advertencia de la OMS, que, si bien intentó tranquilizar al mundo al pronosticar un final del brote en abril, busca que los gobiernos afectados por los contagios y las regiones que aún no lo tienen, se mantengan atentos a una posible escalada que hasta el momento ya superaba los 45 mil, con mil 115 decesos.
“Para ser honesto, un virus es más poderoso para crear agitación política, económica y social que cualquier ataque terrorista. Un virus puede tener consecuencias más poderosas que cualquier acción terrorista. Si el mundo no quiere despertarse y considerar a este virus como el enemigo número uno, no creo que aprendamos de nuestras lecciones”, declaró el jefe de la OMS, Tedros Ghebreyesus.
En conferencia de prensa, el equipo de la OMS también se esforzó por transmitir calma a la población, que ve con temor la expansión del COVID-19 —llamado así de manera oficial a partir de ayer—, al afirmar que el brote podría terminar en abril, ya que científicos y laboratorios de todo el mundo trabajan en conjunto para lograr una vacuna en los próximos 18 meses.
“Así que tenemos que hacer todo hoy, usando las armas disponibles para combatir este virus, mientras nos preparamos a largo plazo con los preparativos para las vacunas”, comentó Tedros, al exhortar a la comunidad científica a compartir muestras del virus y acelerar la investigación de medicamentos y vacunas.
El principal asesor médico de China sobre el brote, Zhong Nanshan —epidemiólogo de 83 años que ganó fama por su papel en la lucha contra el brote del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS), que mató a 800 personas en 2003—, aportó cifras alentadoras: Hubei, la provincia en el epicentro del brote, que permanece aislada, en cuarentena, registró 94 personas fallecidas (menor a las 108 añadidas ayer) y mil 68 nuevos casos de coronavirus hasta el martes, muy por debajo de un pico de más de 3 mil casos nuevos el 4 de febrero, y el número más bajo de nuevas infecciones desde las mil 347 que se informaron el pasado 31 de enero.
Incluso si la epidemia termina pronto, ya golpeó a la economía china, ya que las empresas comenzaron a despedir trabajadores y otras empresas advirtieron que necesitarían préstamos por valor de miles de millones de dólares para mantenerse a flote; además, las cadenas de suministro para fabricantes de autos colapsaron.
Más de dos docenas de grandes ferias comerciales y conferencias de la industria en China y en el extranjero terminaron por postergarse, debido a las restricciones de viaje y a las preocupaciones sobre la propagación del coronavirus, lo que podría interrumpir miles de millones de dólares en negocios.
BARCOS EN CUARENTENA
Cerca del puerto japonés de Yokohama, el crucero Diamond Princess, con 3 mil 700 pasajeros y tripulación, permaneció en cuarentena, con 135 casos confirmados, el grupo de infectados más grande fuera de China.
En Tailandia, las autoridades indicaron que prohibieron a pasajeros, como medida preventiva, bajar de otro barco, el MS Westerdam de Holland America Line,. Hasta ayer, no se habían encontrado infecciones confirmadas a bordo.
Estos casos se suman a los protocolos adoptados por Italia, el mes pasado, cuando impidieron el desembarque de otro crucero con 6 mil personas a bordo, entre quienes se encontraban ciudadanos chinos con síntomas de la enfermedad.
Washington, cuyas restricciones de viaje ofendieron a Pekín, autorizó la salida voluntaria de empleados del Gobierno de Estados Unidos y sus familiares en Hong Kong, también “por precaución”, informó ayer el Departamento de Estado.
Anne Schuchat, funcionaria de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EU, dijo que esperaba que el primer grupo de estadounidenses evacuados de Wuhan pudiera ser liberado de su cuarentena a la brevedad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí