Imagen: Especial

No se dará tregua a la corrupción, advirtió el presidente Andrés Manuel López Obrador, tras exponer su postura sobre la detención en España, del ex director de Pemex, Emilio Lozoya Austin.
“El gobierno ya no es como antes”, expresó, al confiar que Lozoya será extraditado a México para ser juzgado por varios cargos.
“Yo pienso que sí porque la Fiscalía está haciendo su trabajo muy bien. No se debe de dar tregua a la corrupción, siempre he sostenido que nada ha bañado más a México que la deshonestidad de los gobernantes, la corrupción es lo que ha detenido la posibilidad de progreso y de justicia en nuestro país”, aseguró.
Luego de que el diario La Razón dio a conocer que Emilio Lozoya fue cercado durante nueve meses por el gobierno mexicano, y que las autoridades ya tenían conocimiento sobre sus operaciones en España desde el año pasado, el titular del ejecutivo recordó que no podía dar más detalles por el sigilo de la investigación.
“Ya informó el fiscal general con amplitud sobre este tema, solo me sumo a lo que él expresó, es una investigación que está en curso, es una acusación con pruebas. Los pormenores se conocen, los delitos por los que se acusa, lo que tiene que ver con el caso de Odebretch y la compra de unas plantas de fertilizantes”, indicó.
López Obrador insistió en que la causa principal de la desigualdad económica y social que padece México se debe a la corrupción, pero aseveró que está desapareciendo.
“Por la corrupción hay pobreza, hay inseguridad, se desató la violencia, todo esto que está desapareciendo, nos propusimos acabar con la corrupción y es lo que estamos haciendo no vamos a ceder en nada cero corrupción y cero impunidad”, sentenció.

Fuente: La Razón

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí