En un hecho inédito, pero que pone de manifiesto su afán de avasallamiento, el ciudadano presidente hará suya una propuesta de reforma del Poder Judicial estructurada por el máximo tribunal del país.
Evidentemente no se trata de una iniciativa propia, pero si de una acción que servirá para impulsar dos percepciones.
La primera de coordinación y entendimiento entre los tres poderes, toda vez que el Legislativo dará su aval a la reforma armada por la Suprema Corte y presentada por el ciudadano presidente.
La segunda, la proyección de avances en la 4T, para transformar al Poder Judicial y contribuir a la erradicación de la corrupción.
Sin duda, se trata de una acción necesaria para modernizar al Poder Judicial y ponerlo acorde con los nuevos tiempos, pero lo inquietante es el mensaje implícito, porque lo que más permea es la percepción del avasallamiento del Poder Judicial, con lo que el ciudadano presidente se fortalece.
Migración
El informe presentado por el ciudadano canciller Ebrard en materia de migración, exhibió el desplazamiento de la Secretaría de Gobernación en la materia, al tiempo que trató de destacar el respeto a los derechos humanos como eje rector de la política migratoria del país.
Por lo pronto, la figura del canciller crece por la exposición mediática de que es objeto, en tanto que la ciudadana secretaria de Gobernación, tiene que aguantar el estigma del desplazamiento, con el argumento de la coordinación y el cumplimiento de las instrucciones del ciudadano presidente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí