No me comparen… están muy nerviosos nuestros adversarios… sobre todo los de la prensa conservadora.
Con esos argumentos el ciudadano presidente de manera socarrona intenta deslizar la critica y ganar el aplauso del respetable.
Ello, ante los cuestionamientos derivados de la aprobación de la Ley de Austeridad que le otorga la facultad de decidir el destino de los recursos públicos que se ahorren de manera discrecional, por más que señale que esa facultad la trasladará a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.
Es claro que el ciudadano presidente además de victimizarse, olvida el comportamiento propio de la oposición en la que militó durante casi dos décadas y desde donde se ocupó un día y otro también de criticar de manera reiterada al gobierno en turno.
Y con ello, pone de manifiesto que aún no termina de asimilar que como gobernante está de manera permanente bajo el escrutinio no sólo de la clase política en particular, sino de la sociedad mexicana en general. Trata de eludir las reglas del juego, con una candidez perversa.
Se quiera aceptar o no las similitudes existen y de entrada el esquema de aplicación de los recursos ahorrados se presta para todo de especulaciones, además que de siendo como lo es México un país de Leyes en el que prevalece el Estado de Derecho, quienes se oponen a la medida están en todo su derecho de recurrir a la controversia constitucional para que sea el máximo tribunal del país, quien dicte la última palabra, como ha sucedido de manera reiterada en el pasado reciente.
Lo que aplica no solo con la distribución de recursos, sino con todas las medidas que pueden afectar algún interés o prestarse a cualquier tipo de conflicto.
Las comparaciones y temores, no se atajan con declaraciones, sino con hecho concretos.
A quien no le gusten los calores, que no se meta a la cocina.
Empresarios
El ciudadano presidente tuvo que intervenir de nueva cuenta. Ahora ante el diferendo entre la Comisión Federal de Electricidad y empresarios, derivadas del arbitraje solicitado por la CFE, en una acción que despertó la alerta entre los hombres del capital.
Es claro que los empresarios conservan el derecho de picaporte que los caracterizó en las administraciones pasadas y tienen una amplia capacidad de interlocución, de la que carecen otros sectores sociales que se han visto afectados por las acciones de Gobierno de México.
Puebla
Los días transcurren y las especulaciones en torno al rumbo que tendrá la administración de Miguel Barbosa continúan.
Se habla de su posible injerencia para comenzar a resolver eventuales conflictos, realizar movimientos entre la clase política e incluso en administraciones municipales, así como de escrutinio en el pasado.
Pero lo cierto, es que el gobernador electo, no ha fijado posición clara en torno a algunos de los temas en lo que intentan subirlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí