Imagen: Especial

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, alertó ante el riesgo que implica el envío de 6 mil elementos de la Guardia Nacional a la frontera sur mexicana, pues la gran mayoría de los elementos de esa corporación aún no tienen capacitación en derechos humanos.
Durante entrevista, dijo que el centro de la política migratoria debe ser garantizar la dignidad de las personas. Las estrategias en la materia no pueden basarse en lo económico, comercial o en la seguridad.
Por ello, subrayó que el organismo a su cargo estará atento a las acciones que despliegue la Guardia Nacional en esa zona del país, en especial en lo referente a contención y detención de los miles de migrantes que ingresan a territorio mexicano por la frontera sur.
“La política migratoria tiene que encontrar una definición integral donde el centro siga siendo la persona y no la seguridad por encima de las personas (…) Además, cualquier política comercial o económica no debe afectar la dignidad de las personas”, señaló.
El ombudsperson nacional llamó a que la reestructuración de la política en materia migratoria anunciada por el gobierno federal esta mañana mantenga el carácter humanitario de atención a las personas que ingresan al país, incluidas las que lo hacen de manera irregular.
“La política de migración ha venido transitando de brazos abiertos a, ahora, una política de contención. Necesitamos ver que en los hechos se respeten los derechos humanos, que se dé información a las personas que huyen de la violencia y que su retorno puede representar un riesgo. México está obligado a cumplir los tratados y las leyes y, por eso, creo que tiene que tenerse claridad y certeza sobre el marco jurídico regulatorio”.
Añadió que la llamada política de brazos abiertos significó que se viera rebasada la infraestructura institucional con la que cuenta el país, por lo que “se tiene que fortalecer la infraestructura y los albergues para que haya la recepción, en su caso, de personas migrantes; se tiene que privilegiar el interés superior de la niñez, en el caso de niñas, niños y adolescentes, la no separación de familias. Estaremos vigilantes de ello”.

Fuente: La Jornada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí