Imagen: Especial

Las presiones de las agencias calificadoras continúan. Ahora, siete bancos que operan en Méxicofueron el foco de atención de Moody’s Investor Service, que les cambió de “estable” a “negativa” la perspectiva de la deuda, debido a un “debilitamiento del marco político en el país”.
De acuerdo a información del Periódico La Jornada, los bancos afectados por el cambio de perspectiva fueron BBVA, Banorte, Santander, Banamex, todos del sector privado; y los públicos Nacional Financiera, Banco Nacional de Comercio Exterior y Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, dijo Moody’s.
Las acciones de calificación de las instituciones financieras fueron resultado del cambio de perspectiva de “estable” a negativa de la calificación de bonos de México, que Moody’s utiliza para evaluar la capacidad del gobierno para brindar apoyo financiero extraordinario a las instituciones financieras en caso de dificultad, explicó la firma financiera.
En el caso de la calificación de la deuda del gobierno, que motivó el cambio en los bancos, la modificación de perspectiva obedeció a un cambio de políticas públicas, según explicó.
“La decisión de Moody’s de cambiar la perspectiva a negativa de las calificaciones de México fue motivada por el debilitamiento del marco de política en dos aspectos clave, con potenciales implicaciones negativas para el crecimiento y la deuda. Primero, políticas que ahora son menos predecibles están afectando negativamente la confianza de los inversionistas y las perspectivas económicas de mediano plazo. Segundo, menor crecimiento económico, aunado a cambios en la política energética y al papel que juega Petróleos Mexicanos (PEMEX, Baa3), introducen riesgos para la perspectiva fiscal de mediano plazo, a pesar del compromiso del gobierno con mantener una política fiscal prudente en el corto plazo”.

Fuente: La Jornada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí