Xicotepec, de Juárez, Puebla.- Tras señalar que como titular del Ejecutivo asumirá un papel de reconciliación y unificación de la sociedad poblana, Miguel Barbosa Huerta, gobernador electo del estado de Puebla, garantizó que promoverá un trabajo coordinado entre los tres órdenes de gobierno para de esta manera lograr el bien común de la sociedad.
“La gente no tiene por qué distinguir si tal o cual cosa le corresponde a la autoridad municipal, al estado o la federación, simple y sencillamente le corresponde al gobierno y por tanto esa coordinación entre los ámbitos del gobierno son los que tienen que dar resultados”, indicó Barbosa Huerta.
En su gira de agradecimiento realizada Xicotepec de Juárez, ante militantes y simpatizantes, precisó que el trabajo coordinado entre federación, estado y municipio permitirá que la gente tenga mejores condiciones en todo lo que le rodea, como una mejor seguridad pública, acceso a la educación, salud, a infraestructura y justicia, “tenemos que hacer un trabajo que se vea y refleje los principios de la Cuarta Transformación”.
Durante su mensaje, Barbosa Huerta reveló que recibirá la administración pública en condiciones de dificultad, “ya me presentaron las primeras corridas financieras y se cuenta con muy poco, por eso tenemos que trabajar juntos y gobernar bajo los principios de austeridad, eficacia, transparencia y honradez”.
Ante ello, el gobernador electo aseguró que cada peso que se gaste dentro de su administración se hará de manera honrada, “debo decirles que el compromiso es hacer las cosas bien”; además reiteró que será un mandatario a ras de tierra, siempre en contacto cercano con la gente y para ello actuará con madurez y no se subirá al “ladrillo del triunfo”.
Miguel Barbosa añadió que no será un gobernante perfumado, pues un político así provoca desconfianza, “seré un gobernador que huela normal, que no huela a nada que no sea la Cuarta Transformación”, y reiteró su agradecimiento a quienes votaron por él.
Finalmente exhortó a los ahí reunidos a formar un gran equipo por Puebla y de esta manera hacer realidad un cambio de condiciones para las y los poblanos en general, y propuso que de ahora en adelante el saludo sea con la mano alzada -derecha o izquierda- con cuatro dedos al frente, que significa el saludo de la Cuarta Transformación.
En este encuentro de agradecimiento, el gobernador electo y su esposa Rosario Orozco fueron recibidos por representantes de pueblos originarios quienes les colocaron collares florales y les entregaron una canasta con frutos de la región.
A este acto asistieron Óscar Ramírez, representante social; Guadalupe Ramírez, edil de Pahuatlán; Lupita Vargas, edil de Xicotepec, así como el diputado federal Miguel Acundo y Ardelio Vargas, líder regional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí