El candidato del PRI a la gubernatura de Puebla, Alberto Jiménez Merino, reconoció -en mensaje a medios- que al momento las tendencias, no le son favorables.
Agregó que es justo señalar que ganó el abstencionismo. Hubo, precisó, un promedio de participación del 33 por ciento del padrón electoral, lo que se traduce en una muy baja participación.
La ciudadanía, dijo, ha hablado, pero ha sido una voz impulsada por el miedo a perder más apoyos y programas sociales. Una voz influida por las autoridades, refirió.
Servir a Puebla durante 27 años, ha sido para mí un gran privilegio, en esta oportunidad hemos construido juntos historias de trabajo, historias de éxito, mi corazón es de Puebla, apuntó

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí