Imagen: La Razón

Las filtraciones publicadas por el portal The Intercept demostrarían que el juez que condenó por corrupción al expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, Sergio Moro, coordinó sus estrategias con la Fiscalía para afectarlo; la nueva información abre una oportunidad a la defensa del líder para alcanzar la libertad, al estar inmerso en una sentencia de más de 20 años.
De acuerdo con el escandaloso reportaje, Moro modificó el orden del proceso judicial contra Lula, exigió operaciones policiales para inspeccionarlo y aconsejó a fiscales del caso ‘Lava Jato’, en el que está involucrado el exmandatario.
Abogados y jueces consultados por la prensa brasileña han señalado que esta información cuestiona la posición de imparcialidad que se atribuye a cualquier juez en el país.
The Intercept informó que las filtraciones proceden de una fuente anónima. Serían mensajes enviados a través de la aplicación de mensajería Telegram, entre 2015 y 2018, en pleno activismo de Lula, que aspiraba a la presidencia.
“El reportaje publicado por The Intercept revela detalles de esa trama que fue afirmada en todas las piezas que suscribimos en la condición de abogados de Lula”
Cristiano Zanin
Abogado de Lula
Tras la publicación, Moro salió al paso de las filtraciones y aseguró que éstas no constituyen conductas inapropiadas; en cambio, denunció ”una invasión criminal a los teléfonos de los fiscales, un hecho bastante grave. No he visto nada extraño en esos mensajes”.
Lula fue condenado en dos casos de corrupción, que suman 13 años de cárcel, aunque aún caben recursos contra ambas sentencias, y tiene pendientes otros siete procesos por cargos similares.
En este sentido, la formación del exmandatario preso, el Partido de los Trabajadores, prepara una ofensiva judicial para cuestionar los métodos de la operación Lava Jato y reafirmar la inocencia del expresidente, después de la publicación de The Intercept.
A través de un comunicado, el abogado de Lula, Cristiano Zanin, aseguró que los reportajes reafirman los argumentos ya utilizados por la defensa desde el inicio del proceso. “En diversos recursos y en un comunicado formalizado ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU en julio de 2016 demostramos, con incontables pruebas, que en la Operación Lava Jato hubo una actuación combinada entre los fiscales y el exjuez Sergio Moro, con el objetivo preestablecido y con clara motivación política de procesar, condenar y retirar la libertad del expresidente.
“El reportaje publicado por The Intercept revela detalles de esa trama que fue afirmada en todas las piezas que suscribimos en la condición de abogados de Lula”, reclama la defensa.
Zanin se reunirá hoy con Lula en la prisión de Curitiba para cerrar la estrategia definitiva de su defensa a la luz de las nuevas informaciones. Por Twitter, describió una de las leyes que fueron ignoradas por Moro. El artículo 254 del Código Penal indica que si el juez del caso ha “aconsejado a cualquiera de las partes” involucradas en el proceso, él podrá ser recusado, tanto por la defensa como por la acusación.

Fuente: Agencias, La Razón

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí