Imagen: Especial

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) mantuvo este miércoles su tasa de interés en el rango de 2.25 y 2.50 por ciento. No obstante, señaló posibles recortes en las tasas de hasta medio punto porcentual durante este año, ya que respondió a una mayor incertidumbre económica y una caída en la inflación esperada.
Esta es la cuarta ocasión en el año en que la institución decide no hacer cambios en la tasa.
El banco central de Estados Unidos dejó de lado la promesa de ser “paciente” al ajustar las tasas. Casi la mitad de los miembros ahora muestran una disposición a reducir los costos de los préstamos en los próximos seis meses.
La votación en la Fed fue 9-1; James Bulliard de la Reserva Federal de St. Louis quería una baja de la tasa.
Siete de los 17 integrantes dijeron que esperaban que fuera apropiado reducir las tasas en medio punto porcentual para fines de 2019, y una octava persona vio un recorte de tasas de un cuarto de punto.
Si bien las nuevas proyecciones económicas mostraron que las opiniones sobre el crecimiento y el desempleo se mantuvieron prácticamente sin cambios, la inflación se espera ahora en el 1.5 por ciento, menos que el 1.8 por ciento que proyectaron en marzo.
Además, los funcionarios anticipan que la meta de inflación de 2 por ciento no se cumplirá tampoco el próximo año.
La institución señaló que se han incrementado las incertidumbres con respecto al panorama para una expansión económica sostenida. Apuntó que actuará como sea apropiado para mantener esta expansión con un mercado laboral fuerte y la inflación cerca del objetivo.
De 98 especialistas encuestados por Bloomberg, 97 proyectaron que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) dejaría su tasa de referencia en el mismo rango, la cual permanece en este nivel desde el pasado diciembre.

Fuente: Agencias, Excélsior

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí