Imagen: La Jornada

Caracas. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) reclutó hace un año al general Manuel Ricardo Cristopher Figuera, ex director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), destituido y degradado por apoyar el fallido golpe de Estado encabezado por el líder opositor Juan Guaidó el pasado 30 de abril.
Durante la graduación de universitarios del programa Misión Ribas, en esta capital, el mandatario explicó que tras una serie de investigaciones se descubrió que Figuera trabajaba como traidor, topo e infiltrado en los cargos que se le habían dado; el último fue como director del SEBIN.
Lo acusó de ser quien articuló el golpe de Estado y afirmó que iba a ser detenido el día de la asonada, por esa razón abortó la sublevación y huyó del país.
Además, responsabilizó a Figuera de armar el cuento para implicar al ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López; al presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno, y el jefe de la Dirección General de Contrainteligencia Militar, Iván Hernández Dala, en las conversaciones con la oposición para derrocarlo. Tras la intentona Padrino y Moreno reafirmaron su lealtad al gobernante.
El día de la asonada el presidente bolivariano lo retiró del cargo, decisión que se confirmó en la Gaceta Oficial, junto con la destitución y degradación de otros 54 militares.
Por su parte, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, confirmó el martes pasado que se levantaron las sanciones impuestas al ex jefe de inteligencia venezolano.
Figuera sostuvo en un video, grabado desde el exilio y difundido en redes sociales el pasado jueves, que solicitó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, levantar las sanciones aplicadas contra Venezuela, a lo que éste respondió que lo hará cuando haya otra administración en el país petrolero.
El asesor de Seguridad de Estados Unidos, John Bolton, tuiteó este viernes que en respuesta a los crecientes actos de intimidación del antiguo régimen de Maduro, Estados Unidos determinó que el sector de defensa y seguridad de Venezuela está sujeto a sanciones.
En otro mensaje precisó que el Departamento del Tesoro tomó medidas para sancionar al SEBIN y otros sectores de defensa. Amenazó que Los actores malignos como Rusia y Cuba (aliados de Venezuela) que permiten la represión de la gente deberían tomar nota.
Horas antes, el Tribunal Supremo de Justicia informó que Édgar Zambrano, vicepresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, fue recluido en el Fuerte Tiuna, el mayor complejo militar de Caracas, tras ser detenido la noche del miércoles pasado por su participación en el fallido golpe.
Las instancia judicial acusó a Zambrano, Henry Ramos Allup, Luis Florido, José Calzadilla, Freddy Superlano, Sergio Vergara, Juan Andrés Mejía, Richard Blanco, Américo de Grazia y Mariela Magallanes por la comisión flagrante de varios delitos, incluidos conspiración y traición a la patria.
La familia del vicepresidente afirmó que no ha podido hablar con él y su abogada, Lilia Camejo, cuestionó que haya sido enviado a una cárcel militar siendo civil: Han violado sus derechos, afirmó.
Blanco, De Grazia y Magallanes ingresaron esta semana en calidad de huéspedes a las embajadas de Argentina e Italia para no ser detenidos, mientras que Florido anunció en un video en redes sociales, sin dar detalles, que huyó a Colombia.
Diputados opositores y otros adversarios del gobierno chavista reportaron en redes sociales que han sido amenazados con pintas en sus casas en las que pueden leerse mensajes como Vamos por ti. De acuerdo con el portal de noticias Tal Cual, los domicilios han amanecido así en esta semana en los estados de Miranda, Táchira, Mérida, Apure y Lara.
Guaidó, quien el día de la intentona tuvo el apoyo de un reducido grupo de militares de bajo y mediano rango, dijo a la televisora estadunidense Telemundo: Debemos evaluar todas las opciones. En el caso de cooperación militar extranjera, no sería intervención, porque la Asamblea Nacional es el único que podría autorizar misiones militares extranjeras. Es una opción.
Agregó que no tiene que ser de cooperación internacional, pueden ser militares descontentos. Altos funcionarios de Estados Unidos, quienes reconocen a Guaidó como presidente encargado de Venezuela, dicen que analizan todas las opciones, entre ellas una militar, para deponer a Maduro.

Fuente: Agencias, La Jornada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí