Imagen: La Razón

Caracas. Con miras a renovar su estrategia para derrocar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, Juan Guaidó, líder de la opositora Asamblea Nacional, pretende invocar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), un documento firmado en 1947 tras la Segunda Guerra Mundial, en un intento de conformar un mecanismo colectivo de defensa que pudiera servir en caso de que el país sea víctima de un ataque o intervención militar extranjera.
Hasta el momento, la oposición venezolana no sólo ha criticado la estrecha relación del régimen de Nicolás Maduro con el gobierno ruso, que mantiene estacionados dos aviones militares en el aeropuerto de Maiquetía, al norte de Caracas, en el marco, según defiende Moscú, de un acuerdo de cooperación técnica bilateral, también denuncia que funcionarios del chavismo han jugado un papel importante para dar acceso al país y a la región sudamericana a organizaciones terroristas como Hezbolá y la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional.
Ya que Venezuela ya no es parte del TIAR, la opositora Asamblea Nacional presentó un proyecto de ley para reincorporar al país como uno de los signatarios del pacto, al que ya tampoco pertenecen México, Bolivia y Nicaragua, cuyos gobiernos no reconocen la autoridad de Juan Guaidó como presidente interino.
La integración actual del mecanismo de defensa americano es compatible con la posición que los países de América han adoptado respecto al conflicto venezolano; es decir, la mayoría de naciones del Grupo de Lima, que apoyan a Guaidó, permanece en el TIAR, mientras que los Estados que han marcado su distancia, ya no forman parte.
En la exposición de motivos del “Proyecto de Acuerdo de respaldo a la reincorporación de Venezuela al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR)”, en la plenaria de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, informó que este proceso contempla además la reinserción al sistema interamericano de Derechos Humanos, como medida de cooperación internacional para la ayuda humanitaria y defensa de derechos del pueblo venezolano.
“Como lo hemos dicho, estamos haciendo todo lo que debemos hacer para liberar a Venezuela de esta tragedia y dejar testimonio en todas las instancias de lo que estamos viviendo, y de los que están muriendo”.
El diputado Francisco Sucre, quien preside la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional, indicó que el objetivo es que Venezuela vuelva a ser parte de este “importantísimo instrumento”, el cual será otro elemento adicional para continuar con la presión para recuperar la democracia y libertad.
“Nuestro rol es visibilizar lo que está pasando en Venezuela; hay que tener los instrumentos necesarios para recuperar la democracia”, y reprochó a “la dictadura” por mantener “una estrategia y política de aislar a Venezuela”, señaló.

Fuente: Agencias, La Razón

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí