Imagen: Especial

Tras el ataque armado contra el personal del penal femenil en Puente de Ixtla, Morelos, el gobierno federal emitió una alerta de riesgo en todos los centros de readaptación social en el país, informó la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.
En esa entidad, las autoridades anunciaron que se pondrá en marcha un operativo especial que comprende el reforzamiento entre policías estatales, federales y militares de la vigilancia en esos lugares; el establecimiento de puntos de control en lugares estratégicos; las bases de operación se desplegaron para inhibir delitos y atención especial en carreteras y fronteras estatales.
El ataque armado ocurrió a las 7:00 horas, cuando el autobús recorría Puente de Ixtla para recoger al personal y llevarlo al penal —construido en 2010 y habilitado en 2015— para su turno.
Los asesinos esperaron la llegada del autobús en un automóvil Nissan tipo Sentra y atacaron la fila del personal que iba a abordar la unidad; los cuerpos quedaron regados en la banqueta y el pavimento, pues las víctimas corrieron en varios sentidos.
El ataque se perpetró en la calle No Reelección de la colonia Zapata, frente a instalaciones del DIF municipal y el Monumento a la Madre.
A tres kilómetros del sitio del ataque, sobre la carretera federal Puente de Ix-
tla-Amacuzac, a la altura del poblado de San Gabriel Las Palmas, fue abandonado e incendiado el automóvil en el cual huyeron los asesinos, que ahí dejaron cuatro pistolas: tres calibre 9 milímetros y una calibre .038,
A la escena del crimen llegaron efectivos del Ejército, Policía Federal y Fiscalía estatal, estos últimos para los peritajes y el levantamiento de los cadáveres; aunque los elementos de la Policía de Morelos llegaron primero al lugar y montaron un operativo de búsqueda de los asesinos, incluso con un helicóptero, aunque sin resultados.
En un comunicado, el gobierno de Morelos condenó enérgicamente la agresión contra el personal administrativo del penal; explicó que los heridos fueron trasladados al hospital del ISSSTE del municipio Emiliano Zapata.

El gobierno estableció que “nunca pactará con ningún grupo del crimen organizado y que seguirá trabajando incansablemente para obtener la paz que todos los morelenses merecen”.
Debido a la espiral de violencia que asuela a Morelos, la Comisión Estatal de Seguridad, Policía Federal y militares reforzarán la vigilancia, con el establecimiento de puntos de revisión y control en lugares estratégicos.
En tanto, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó enérgicamente la agresión en contra del personal del Cefereso femenil en Puente de Ixtla, Morelos.
El ombudsman expresó, mediante un comunicado, sus condolencias a familiares de quienes murieron durante el ataque y demandó que, para que estos hechos violentos no queden en la impunidad, no se debe omitir ninguna línea de investigación.

Fuente: Excélsior

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí