La atención social, sin duda, en lo que hace al plano educativo se centrará en la reunión que sostendrá el próximo lunes el ciudadano presidente con dirigentes de la Coordinadora.
De entrada, el ciudadano presidente subraya la disposición al diálogo y la presentación de propuestas, al tiempo que destaca la existencia de una normatividad general que deberá observarse.
Y con ello, acota las posibilidades de gestión por parte de la dirigencia de la Coordinadora que insisten en ir por todo.
Ante este escenario, es claro sin mayor preámbulo, establecer que los meses y años por venir serán de una confrontación abierta entre la administración del ciudadano presidente y la Coordinadora, toda vez que ninguno es proclive a la negociación real, la aproximación de las ideas y el cabildeo. En una franca actitud monosábica.
En tanto, el papel protagónico que tuvo en el pasado reciente el SNTE, durante los mejores años de Elba Esther Gordillo y Juan Díaz de la Torre, queda en mero recuerdo.
Por lo pronto, lo único cierto es que la tan buscada reunión, por parte de la Coordinadora, sólo será útil para fortalecer el discurso conciliador y la foto de oportunidad del ciudadano presidente.
Contingencia
La contingencia ambiental que vive al Zona Metropolitana del Valle de México, pone a prueba a todos por lo que hace a la observancia de medidas para prevenir daños a la salud, más allá de evidenciar la falta de capacidad gubernamental para combatir incendios y tomar con oportunidad las medidas necesarias.
Es claro que, en este como en otros casos, la sociedad debe por cuenta propia tomar medidas para salir adelante, orientadas a la preservación de la salud y la disminución de emisión de contaminantes.
Sin embargo, lo grave e inusual -sin duda- es el número de incendios forestales que se han registrado y ante los cuales, el sector oficial en sus tres niveles debe tomar acciones de largo plazo para evitar que se registren de nueva cuenta.
Hasta el año pasado, sin duda si bien existían incendios forestales, no se registraban en la misma medida y volumen.
Acusaciones
Flaco, muy flaco favor le hace el vocero Carlos Meza Viveros al candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Miguel Barbosa Huerta, al dar continuidad a su pretendido alegado en medios en contra del candidato Enrique Cárdenas.
En su más reciente acción, cual litigante de barandilla, el vocero Meza Viveros trató de exhibir al candidato del PAN, PRD y MC como un defraudador fiscal, pasando por alto que es la autoridad fiscal, en concreto el SAT a quien corresponde indagar el debido cumplimiento de las obligaciones fiscales, por parte de los contribuyentes y en su caso, la denuncia correspondiente debe hacerse por los canales instaurados y no en el plano mediático.
La acción del vocero Meza Viveros aparece más enfocada a enlodar al adversario más allá de promover la figura de su jefe y abanderado de la coalición Juntos Haremos Historia, de quien solo argumentó se encuentra al frente de las preferencias electorales sin presentar un ejercicio serio (encuesta o sondeo) que sostenga su dicho.
Es claro que Barbosa Huerta, al momento, desde una perspectiva real es el candidato que ha realizado una campaña más intensa, pero por desgracia, acciones como la argumentación del vocero Meza Viveros, lejos de abonar opacan lo realizado, al plantear en el fondo el añejo dilema de que hay que votar por el menos malo.
Meza Viveros se sumó al proyecto barbosista, pero con sus acciones resta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí