Imagen: La Jornada

Líderes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), confirmaron que emprenderán acciones de resistencia no solo en las calles sino en aulas y comunidades, en protesta a la aprobación de la aprobación de la nueva reforma educativa aprobada por el Senado de la República.
Afirmaron que el gobierno federal “perdió la oportunidad histórica” de transformar de fondo el sistema educativo al aprobar una reforma que “incumple la promesa de abrogación y mantiene el estado de excepción laboral de los maestros”.
Agregaron que la resistencia responde “a nuestra responsabilidad ir construyendo una propuesta alternativa al modelo neoliberal de educación”, por lo que reiteraron su llamado a la movilización magisterial en todo el país este 15, 16 y 17 de mayo con un paro de 72 horas previo a un posible estallamiento de un paro indefinido de labores.
Francisco Bravo y Pedro Hernández, integrantes de la dirección política del magisterio disidente, reiteraron que “no es con una reforma maquillada como se saldrá de la crisis que enfrenta la escuela pública”, en la que, explicaron, persisten múltiples carencias.
Señalaron que en la aprobación en el Congreso de la Unión del dictamen que reforma los artículos 3, 31 y 73 constitucionales, ”simplemente se copió la visión que se tenía en el sexenio pasado de una educación con principios empresariales. Esto nos obliga a seguir en la lucha en todas las trincheras, en las calles, pero también en las escuelas, con las comunidades, por la vía política y jurídica”.
Advirtieron que una verdadera transformación del sistema educativo se debe dar desde las bases, “y en eso coincidimos todos los educadores, sean o no de la CNTE, porque ninguna ley que se establezca desde un escritorio va a dar resultado si el profesor no está convencido y logra apropiarse de ese cambio, y con esta reforma estamos muy lejos de ese camino”.

Fuente: La Jornada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí