La Secretaría de Relaciones Exteriores informó que tres ciudadanos mexicanos fueron repatriados hoy desde Malasia tras haber recibido el perdón del sultán del Estado de Johor. Fueron detenidos en 2008 y en 2012 se les sentenció a pena de muerte por delitos contra la salud.
El Gobierno de México reconoce la acción humanitaria del sultán Ibrahim Ismail Ibni Almarhum Sultan Iskandar Al-Haj, quien en septiembre pasado había anunciado su decisión de conmutarles la pena de muerte.
La Cancillería reiteró su compromiso de brindar asistencia y protección consular a los mexicanos en el exterior, como ocurrió en este caso. Asimismo, expresa que el Gobierno de México se opone a la pena de muerte y apoya la adopción de una moratoria de ejecuciones y eventualmente su abolición.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí