A punto de cumplir 26 años de su apertura, el Centro de Interpretación y Convivencia con la Naturaleza Yumká está en su mejor momento, rodeado de esplendorosa vegetación, agua, selva y sabana, donde conviven 930 animales de 92 especies.
Con excelentes instalaciones y un servicio de calidad, orientado a promover la educación ambiental, la conservación y la protección de las especies dentro del Estado, el Yumká abre sus puertas todos los días del año. En esta Semana Santa se espera un promedio de mil 500 visitantes por día, que podría aumentar hasta tres mil los fines de semana.
De acuerdo al jefe de Educación Ambiental, Aldair Patatuchi Ovando, las instalaciones del Yumká conformadas por 101 hectáreas se encuentran listas para recibir a los paseantes durante la actual temporada vacacional, con la colaboración de 110 trabajadores y la participación de elementos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.
Al invitar a la población en general y turistas a que visiten el Yumká, nombre que en maya significa: “Duende que cuida de la selva y los animales”, Patatuchi Ovando aseguró que el parque está “más vivo que otros tiempos”, por lo que nadie pueda dejar pasar la oportunidad de entrar en contacto con la naturaleza y las especies que ahí habitan.
El Yumká, ubicado en la ranchería “Las Barrancas” del municipio de Centro, está abierto de lunes a domingo de 9:00 de la mañana a 3:30 de la tarde. Los costos varían de 120 hasta 40 pesos, dependiendo el lugar de procedencia, convenios, descuentos a estudiantes y personas de la tercera edad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí