Toluca, Estado de México.- El titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), Román Meyer Falcón, instaló la Coordinación Estatal de Reconstrucción en el Estado de México, donde se ejecutarán 4 mil 997 acciones en materia de vivienda, educación, salud y patrimonio histórico, con un presupuesto de 2 mil 532 millones de pesos.
“Una parte de este conjunto de acciones serán financiadas por el Fonden y otras con los recursos asignados a la Sedatu en el presupuesto de 2019, es un gran trabajo de reconstrucción que se habrá de llevar a cabo en estrecha coordinación entre el gobierno federal y el gobierno del estado”, comentó Meyer Falcón.
Con 175 millones de pesos, la SEDATU atenderá 2 mil 113 viviendas ubicadas principalmente en los municipios de Atlautla, Ocuilan, Nezahualcóyotl, Tenango del Valle y Ozumba, zonas que resultaron más afectados por el sismo del 19 de septiembre de 2017.
Asimismo, se realizarán 2 mil 654 acciones de construcción o reconstrucción de escuelas con un presupuesto de 2 mil 189 mdp; con 20 millones de pesos se llevarán a cabo 139 acciones de infraestructura de salud; mientras que se efectuarán 91 intervenciones a inmuebles considerados patrimonio histórico, donde se invertirán 146 millones de pesos.
El titular de SEDATU firmó hoy un convenio de colaboración con el gobernador de la entidad, Alfredo del Mazo Maza, para arrancar las tareas que, de manera coordinada, los tres niveles de gobierno deberán ejecutar.
“Este programa tiene como objetivo reconstruir viviendas, infraestructura educativa, de salud y de bienes culturales. Sus acciones buscan garantizar los derechos de las y los ciudadanos a una vivienda digna, a la educación, y a servicios de salud que perdieron”, detalló el Secretario.
Cabe señalar que la SEDATU, a cargo de Román Meyer, encabeza la coordinación de acciones, con la participación de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana; la Secretaría de Salud, de Educación Pública y de Cultura.
De acuerdo con cifras del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), tras el sismo de 2017, el Estado de México registró afectaciones en 6 mil 059 viviendas; 2 mil 702 de ellas con daño total; además, también resultaron dañadas 4 mil 913 escuelas, 40 centros de salud y 279 inmuebles considerados patrimonio histórico y cultural.
Tras el sismo, en la entidad se han otorgado 109 millones 580 mil pesos para la realización trabajos de reconstrucción en Ecatzingo y Joquicingo; sin embargo, por logística y por el grado de afectación, se determinó continuar el programa en los municipios arriba señalados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí