Imagen: Desde la fe

El papa Francisco expresó hoy su deseo de que, tras la restauración, la catedral de Notre Dame pueda volver a ser “patrimonio arquitectónico y espiritual de París, Francia y la humanidad”.
“Espero que la catedral de Notre Dame pueda volver a ser, gracias al trabajo de la reconstrucción y la movilización de todos, ese hermoso espacio en el corazón de la ciudad, signo de la fe de quienes la construyeron, iglesia madre de su diócesis, patrimonio arquitectónico y espiritual de París, Francia y la humanidad”, escribió Francisco en un mensaje enviado al arzobispo de Paris, Michel Aupetit, y publicado por la oficina de prensa del Vaticano.
El último tuit del Papa Francisco parecer cerrar un capítulo dramático tras el incendio en la Catedral de Notre Dame, París, para dar paso a una nueva etapa de esperanza con la reconstrucción.
“Hoy nos unimos en oración al pueblo francés, mientras esperamos que el dolor por los graves daños se transforme en esperanza mediante la reconstrucción. Santa María, Nuestra Señora, ruega por nosotros. #NotreDame”, señala el texto publicado hace unas horas por El Papa.
Horas antes, el Pontífice envió también un mensaje de solidaridad al arzobispo de París, Monseñor Michel Aupetit, y a la comunidad católica francesa: “En estos Días Santos, donde recordamos la Pasión de Jesús, su Muerte y su Resurrección, les aseguro mi cercanía espiritual y mi oración”.
Explicó que Notre Dame es un símbolo nacional muy querido en los corazones de los parisinos y franceses de diversas creencias, pues es “la joya arquitectónica de una memoria colectiva, el lugar de reunión de muchos eventos importantes, el testimonio de la fe y la oración de los católicos en la ciudad”, dijo.
En su misiva, el Papa aplaudió el coraje y el trabajo de los bomberos que intervinieron para apagar el fuego, y expresó su deseo de que la Catedral de Notre Dame pueda convertirse de nuevo, “gracias a las obras de reconstrucción y la movilización de todos, en esa hermosa joya en el corazón de la ciudad, signo de la fe de quienes la construyeron, madre iglesia de su diócesis, patrimonio arquitectónico y espiritual de París, Francia y la humanidad”.

Fuente: El País, Desde la fe

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí