Toluca, Estado de México.- Durante la temporada vacacional, los accidentes en casa suelen aumentar de 15 a 20 por ciento, por lo que la Secretaría de Salud del Estado de México exhorta a los padres de familia a mantener supervisión permanente en las actividades que realicen sus hijos, a fin de disminuir los riesgos de sufrir algún percance.
Debido a que la mayoría de los accidentes están relacionados con caídas y fracturas, se sugiere implementar medidas para vigilar a los menores durante sus juegos, así como mantener pisos secos, especialmente en el baño.
La dependencia estatal recomienda mantener a los niños lejos de la cocina para prevenir quemaduras, sobre todo cuando las hornillas de la estufa estén encendidas o se tengan recipientes con sustancias calientes que puedan derramarse.
Es importante mantener fuera de su alcance cualquier sustancia tóxica como productos de limpieza y medicamentos, así como objetos punzocortantes para reducir el riesgo de lesiones.
La vigilancia de los padres es fundamental cuando se realizan actividades al aire libre, sobre todo si se usan patines, patineta o bicicleta; además, se recomienda evitar que los niños manipulen juguetes con piezas pequeñas que puedan ser tragadas y provocar ahogamiento.
La Secretaría de Salud estatal señala que el 90 por ciento de los accidentes en casa pueden evitarse, siempre y cuando los adultos mantengan una adecuada vigilancia de sus hijos y establezcan las medidas de prevención necesarias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí