Imagen: Especial

Miles de católicos poblanos cumplieron este Jueves Santo una de las importantes actividades de la Semana Mayor, con la visita a las Siete Casas o altares, recorriendo templos e iglesias para recordar el camino de la Pasión de Jesucristo rumbo a su crucifixión.
La Catedral poblana, la iglesia de la Virgen del Carmen, La Compañía, Santo Domingo, San Pedro, entre otros templos, recibieron a decenas de familias.
Expertos en materia religiosas explicaron el significado de esta fecha:
La primera visita recuerda el recorrido de Jesús, desde el cenáculo en donde celebró la última cena con sus discípulos, hasta el huerto de Getsemaní en donde ora y suda sangre.
En la segunda casa se medita sobre el paso desde el huerto de Getsemaní hasta la casa de Anás en donde fue interrogado por éste y en donde recibe una bofetada. En la tercera iglesia, la oración se refiere al paso hasta la casa de Caifás, donde fue escupido y recibe injurias y sufre dolores toda la noche.
Su primera comparecencia ante Pilatos, gobernador romano de la región, es el centro de la reflexión en la cuarta iglesia y allí Jesús fue acusado por los judíos que levantaron falso testimonio en contra de él.
En la quinta iglesia, se acompaña al señor en su comparecencia ante el rey Herodes, cuyos guardias también lo injurian; en la sexta iglesia se medita sobre la segunda comparecencia ante Pilatos, en donde Jesús es coronado con espinas y condenado a muerte.
Y en la séptima casa o iglesia, se recuerda el recorrido de la casa de Pilatos hasta el Monte Calvario llevando la cruz a cuestas en la que es crucificado, luego llevado al sepulcro donde resucita al tercer día.
En suma, la historia del Jueves y Viernes Santo gira en torno a un juicio injusto, que incluso Herodes lo dice claramente que no se quería meter en este tema y por eso envía a Jesús a Pilatos, quien se lava las manos. Se trató de un conflicto entre las diferentes tribus por lo que el recorrido de las siete casas es una reflexión que habla de la inexistencia absoluta de los derechos humanos y es la versión popular de lo que en realidad los sacerdotes hacen.

La visita a las siete casas antecede a la celebración mañana viernes de la Marcha del Silencio, donde participarán 150 mil personas para recorrer calles del Centro Histórico, encabezados por el arzobispo Víctor Sánchez Espinoza, y en la que destacarán como cada año imágenes de las principales iglesias de la capital poblana y municipios del interior del estado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí