La Secretaría de Economía informó que el 18 de abril de 2019 la Comisión de Comercio Internacional de los Estados Unidos (International Trade Commission, ITC, por sus siglas en inglés) publicó su reporte sobre el Tratado México – Estados Unidos – Canadá (TMEC).
Éste, agregó, se elaboró como parte de los requisitos que el Ejecutivo debe de cumplir en los Estados Unidos, según lo previsto en la Sección 105 (c) de la Ley de Responsabilidad y Responsabilidades Comerciales del Congreso de 2015, también conocida como Autoridad de Promoción Comercial (Trade Promotion Authority, TPA).
Dicha disposición requiere que la ITC evalúe el probable impacto del TMEC en la economía de Estados Unidos y, una vez presentado el informe, el Congreso de ese país puede iniciar el proceso deliberativo en torno al nuevo acuerdo.
Para la elaboración del reporte y evaluación del posible impacto del TMEC en la economía y la industria de Estados Unidos se utilizó una combinación de análisis cuantitativos y cualitativos de la industria y un modelo de equilibrio general computable. El modelo estima que la economía de Estados Unidos completa los ajustes necesarios en un periodo de 6 años luego de la entrada en vigor del acuerdo, y pronostica que éste tendría un impacto positivo moderado en las principales industrias analizadas, así como en el PIB real, el empleo y los salarios y la producción. Analiza la posición competitiva de ciertas industrias susceptibles de verse afectadas significativamente por el acuerdo y su impacto sobre los consumidores estadounidenses.
El reporte analiza los efectos sobre la economía de los Estados Unidos, en su conjunto en general y en sectores industriales específicos: automotriz, agropecuario, propiedad intelectual, comercio electrónico, laboral, comercio de servicios transfronterizos, libre flujo de datos e inversión. Encuentra que los efectos más significativos del TMEC en la economía de Estados Unidos se relacionan con disposiciones sobre el comercio digital, las industrias de servicios y las reglas de origen aplicables al sector automotriz.
Con respecto al impacto del TMEC sobre el comercio con Canadá y México se prevé que las exportaciones estadounidenses aumentarán en US$ 19,100 millones (5.9%) y US$ 14,200 millones (6.7%), respectivamente. Las importaciones estadounidenses de Canadá y México aumentarán en US$ 19,100 millones (4.8%) y US$ 12,400 millones (3.8%), respectivamente. El reporte destaca que gran parte del comercio en la región ya está libre de aranceles como resultado de la implementación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) desde el 1 de enero de 1994.
Sobre la reforma laboral en México encuentra que ésta fortalecería las normas y derechos laborales, incluidos los relacionados con la negociación colectiva, lo que se espera promoverá salarios más elevados y mejores condiciones laborales. Estima que como resultado de disposiciones sobre negociaciones colectivas el salario en México podría incrementarse 17.2%.
En el caso del sector automotriz identifica a México como una plataforma de producción y exportación de vehículos en América del Norte y un mercado importante para las importaciones de autopartes provenientes de Estados Unidos. Señala que los fabricantes de automóviles de América del Norte han creado la cadena de suministro más sofisticada e integrada de cualquier sector manufacturero. De hecho, en 2017, 62% de las exportaciones del sector automotriz de los Estados Unidos se dirigió a Canadá y a México. Aunque el TMEC mantiene el libre comercio automotriz y acceso preferencial a los mercados de la región de América del Norte para aquellos productos automotrices que cumplan con la regla de origen, ésta es más restrictiva que la que se tiene en vigor con el TLCAN pues se buscó fomentar la cadena de proveeduría y contribuir al fortalecimiento de la integración productiva de América del Norte. Sin embargo, el reporte encuentra que podría haber un incremento en el costo de producción de los autos en la región por lo que los precios de vehículos de pasajeros y camionetas ligeras aumentarán ligeramente en los Estados Unidos, previéndose un ligero decremento en su consumo.
El TMEC prevé las condiciones y ofrece la certidumbre que requieren los agentes económicos para aprovechar las oportunidades de comercio e inversión en Norteamérica. El TMEC permitirá a las economías de los tres países impulsar un crecimiento económico incluyente que atienda las necesidades de las mayorías y que ofrezca el bienestar que requieren.
En 2018, América del Norte realizó 17.9% de las importaciones del mundo (US$ 3.56 billones) mientras que las exportaciones representaron 13.2% de las exportaciones del mundo (US$ 2.56 billones). En 2018, el comercio entre los países de América del Norte representó 15.6% del comercio mundial. Canadá y México representaron el primer y segundo mercados de exportación para los Estados Unidos con 34% en tanto que México fue su segunda fuente de importaciones y Canadá la tercera representando ambos 26%, sólo después de China.
En lo que se refiere al comercio de servicios, en 2017 los tres socios de América del Norte representaron 17% de las exportaciones mundiales de servicios y 13% de las importaciones, donde Estados Unidos representó la mayoría del comercio en servicios. Canadá fue el segundo destino de las exportaciones de servicios de Estados Unidos (US$ 58 mil millones) y México el séptimo (US$ 33 mil millones), en su conjunto ambos socios representaron 11% del total de las exportaciones de servicios de Estados Unidos. Por el lado de las importaciones de servicios de Estados Unidos, Canadá fue el 4º proveedor (US$ 33 mil millones) y México el 7° (US$ 25 mil millones), en su conjunto Canadá y México representan 11% del total de las importaciones de servicios de Estados Unidos. Claramente, Estados Unidos tiene una posición superavitaria en servicios con ambos socios norteamericanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí