La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) demandó atender con carácter de urgente, desde una visión integral y con enfoque de derechos humanos, los problemas que se derivan de la política energética, disposición de residuos sólidos urbanos, deforestación, calidad del aire y el desarrollo de megaproyectos, además de los impactos del cambio climático.
Exhortó a las autoridades de los tres órdenes de gobierno a establecer una agenda clara sobre política ambiental y diseñar políticas públicas que garanticen el acceso al derecho humano a un medio ambiente sano, la salud, la alimentación y un nivel de vida adecuado.
En ocasión del Día Internacional de la Madre Tierra -22 de abril-, la CNDH enfatizó la necesidad de buscar el equilibrio justo entre las necesidades económicas, sociales, culturales y ambientales, y recuerda que el desarrollo sostenible –que se define como la satisfacción de las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras— se sustenta en los pilares del desarrollo económico, desarrollo social y protección del medio ambiente.
La CNDH expresó que la participación del sector privado, la sociedad civil, las organizaciones no gubernamentales, los representantes del sector empresarial y las organizaciones internacionales es fundamental para abordar el cambio climático de manera transversal mediante la vinculación y colaboración con dependencias de diversos órdenes, lo que permitirá establecer una estrategia común a un problema que atañe a todas las personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí