Al plantear en el Senado, los pormenores de la estrategia de seguridad el ciudadano secretario Alfonso Durazo planteó un plazo de al menos un año para controlar inseguridad, lo que representa una abierta diferencia con el plazo planteado hace menos de una semana por el ciudadano presidente, en Veracruz, de seis meses.
En un año tendrá que notarse un cambio… sería irresponsable establecer un plazo menor, expresó en términos generales.
La situación, argumentó, no se descompuso de la noche a la mañana y no se compondrá de la noche a la mañana.
Y con esas expresiones el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, se colocó en el plano que llevó al ciudadano presidente a corregir públicamente en el pasado reciente al subsecretario de Hacienda y al secretario de Comunicaciones y Transportes.
Ahora, habrá que estar pendientes para ver en qué momento el ciudadano presidente le enmienda la plana al secretario Durazo, o si simplemente deja correr el dato, en una suerte de aceptación de que sus cálculos están mal.
Lo que equivaldría a aceptar que su secretario está en lo correcto y él no.
Politización
La ciudadana Jefa de Gobierno se niega a politizar el tema de la ciudadana que perdió la vida como consecuencia de la actuación de policías bancarios y personal del Metro, señala que corresponde a las autoridades determinar el curso, y por lo tanto no toca la posibilidad de separar de su cargo a la directora del Sistema de Transporte Colectivo.
Evidentemente, la hoy ciudadana Jefa de Gobierno, desde la comodidad del ejercicio del poder olvida con facilidad, la posición que en casos como ese asumió de manera histórica la oposición, al demandar en automático la separación del cargo de los funcionarios involucrados para no entorpecer las investigaciones.
Aplicar acciones preventivas, no es politizar, aunque así lo aprecie la ciudadana Jefa de Gobierno, quien desde la óptica del ejercicio del poder aprecia la situación de una forma particular fiel al juarismo que aconseja: a los amigos justicia y gracia, a los enemigos, ley.
Pero eso sí, lo novedoso es que se ofreció una disculpa pública a los familiares, que en el fondo no se traduce en solución alguna, sino en una acción de carácter meramente cosmético
Adhesión
Alejandro Armenta se dobló, ofreció una conferencia conjunta con el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia al gobierno de Puebla, Miguel Barbosa.
La operación cicatriz que realizó Ricardo Monreal surtió efecto, y se tradujo en un evento público con el que se superan las diferencias y se asume una posición de unidad.
Y con ello, cuando está por concluir la primera mitad de la campaña, Miguel Barbosa a simple vista tiene libre el panorama y se consolida como el puntero en la campaña, que hasta el momento se ha visto libre de la guerra sucia.
Aunque, claro, el candidato Cárdenas se ha empeñado en señalar ataques en su contra y acciones para afectar su campaña.
En tanto, el candidato priista Alberto Jiménez Merino sin hacer mucho ruido incrementa su actividad y con ello disminuye la diferencia que lo separa del puntero, y en una de esas termina por dar una grata sorpresa para el tricolor.
En el plano organizacional, la determinación del INE de designar a las periodistas Patricia Estrada y Gabriela Warkentin, como moderadoras del debate aparece como una acción adecuada que refrescará el ambiente del ejercicio que se desarrollará bajo un nuevo esquema.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí