Por carecer de autorización en materia de impacto ambiental, emitida por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) procedió a la clausura total temporal de un predio de 1,306 metros cuadrados (m2), adyacente a la Laguna de Bacalar, en el municipio de Bacalar, Quintana Roo.
Inspectores de la Profepa realizaron una visita a un terreno ubicado en el boulevard costero de Bacalar, del municipio del mismo nombre, para verificar que las obras y actividades que se desarrollan en el ecosistema lagunar costero, cuenten y cumplan con la legislación ambiental vigente. Durante la visita, personal de Profepa constató la presencia de obras y actividades, consistentes en la construcción de baños, un restaurante, un andador de acceso, además de una cisterna, un piso, un muro y un muelle con palapa, colindantes a la Laguna de Bacalar, siendo este último construido en forma piloteada dentro del cuerpo de agua lagunar.
En razón de lo anterior, al momento de la inspección se solicitó al visitado la autorización en materia de impacto ambiental para la realización de las obras y actividades dentro de un ecosistema lagunar costero, la cual no fue exhibida, por lo que se procedió a la imposición de una medida de seguridad consistente en la clausura total temporal de las mismas, lo que se circunstanció en el acta de inspección.
Con estas acciones la Profepa fortalece su compromiso de garantizar la conservación, protección y el cuidado del medio ambiente; mediante las actividades de inspección y vigilancia, para verificar el cumplimiento de la normatividad ambiental aplicable.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí