El secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, afirmó que la seguridad alimentaria es una de las prioridades del Gobierno de México y, en esta iniciativa, se establece una política de Estado que alcance la autosuficiencia en granos básicos (maíz, frijol, arroz y trigo panificable) y leche.
Otro gran objetivo es el rescate del campo, con acciones concretas para sacar de la pobreza y la marginación a millones de pequeños productores. Se trata de una tarea que requiere del compromiso de las autoridades y de la activa participación de todos los actores del ramo, porque es una deuda que atañe a toda la sociedad, en especial de los sectores más desarrollados, subrayó el titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).
Al dictar una conferencia magistral en el “EF Agro, Foro para entender al sector alimentario”, dijo que al sector agroalimentario exitoso y global hay que complementarlo con la solidaridad para quienes han sido excluidos de los beneficios del desarrollo y el crecimiento económico.
Porque además de la dimensión humana, la pobreza es un enorme lastre para el desarrollo de países que tienen el potencial para incorporar a toda su población a mejores niveles de vida, como señalan diversos estudios realizados por organismos internacionales, precisó durante su participación en la clausura del foro.
Destacó la disposición de los actores del sector agroalimentario para apoyar las tareas del Gobierno de México, como lo fue su papel en la negociación del nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá, donde participó la presente administración.
Otro ejemplo, subrayó, ha sido el Acuerdo Nacional para la Autosuficiencia Alimentaria suscrito con representantes de sectores productivos y agroindustriales, y que establece la estrategia de concertación entre las ramas productivas de alimentos y la agroindustria para incrementar la producción y reducir las importaciones.
“Coincidimos plenamente con todas las propuestas que ayuden a salvar al campo nacional y a hacerlo más productivo, competitivo e incluyente, para producir más alimentos, generar más y mejores trabajos, ayudar a combatir la pobreza y lograr el bienestar de los mexicanos y sus familias”, apuntó el secretario Villalobos Arámbula.
El reto, impulsar los bienes públicos y un mayor encadenamiento de los sectores productivos: García Winder
En el panel Agro Clusters: Del desarrollo local a la competitividad global, el subsecretario de Agricultura de la Sader Miguel García Winder indicó que en el país hay diferentes agriculturas y el siguiente paso es integrarlas a las cadenas productivas y de valor, a través de políticas públicas incluyentes.
En esta dinámica, dijo, el Gobierno de México perfila programas y recursos para acompañar con innovación, tecnologías y sistemas sustentables a los pequeños agricultores, con atención especial a las prácticas de conservación de suelo, agua y biodiversidad.
Con respecto a los esquemas de comercialización como la Agricultura por Contrato, refirió que ésta ya operó más de 30 años, por lo que se requiere utilizar modelos acordes con las necesidades actuales, además de impulsar la producción de granos básicos en pequeñas unidades productivas.
El subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria, Víctor Suárez Carrera, afirmó que avanzar en la autosuficiencia alimentaria es una prioridad para el Gobierno de México, sobre todo en cultivos principales como maíz, trigo, frijol y arroz, así como en leche y cárnicos.
Es inaceptable continuar la línea de dependencia de importaciones. Hoy las compras del exterior representan 44% de todos los alimentos que consumimos. Y las erogaciones que hace el país por este concepto y por importación de insumos, combustible y maquinaria para producir alimentos suman el equivalente a 400 mil millones de pesos. “Es algo que vamos a revertir”, dijo el subsecretario.
Precisó que la nueva política pretende fortalecer con apoyos a los productores de pequeña y mediana escala, quienes han sido ignorados por las políticas públicas durante los últimos 35 años, a pesar de que cuentan con potencial para elevar la producción y oferta alimentaria.
Los apoyos serán un piso, pero se logrará la reactivación sectorial y la reactivación de la economía nacional, señaló.
En el panel sobre Autosuficiencia Alimentaria, donde participaron también Juan Habermann, director del Grupo Costa, y Bram Govaerts, del Centro Internacional de Mejoramiento del Maíz y el Trigo (CIMMYT), Víctor Suárez recordó la iniciativa interinstitucional en marcha en la que participan también las secretarías de Salud. Agricultura y Medio Ambiente, así como el Instituto Nacional de Salud Pública y organizaciones sociales para impulsar un sistema agroalimentario justo, saludable y sustentable.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí