La rechifla y abucheos que recibió el ciudadano presidente durante la inauguración del nuevo estadio de los Diablos Rojo, fue una auténtica expresión social.
Si, como es habitual en él, lo atribuye a los fifís, es sólo una percepción personal que busca dividir a la sociedad mexicana, en dos bandos, los conservadores y los fifís, en lugar de pugnar por la unidad.
Y, en el fondo, aceptar que no en todos los escenarios el ciudadano presidente puede conducir con la chabacanería que le caracteriza y ser aplaudido.
Ni hablar, hay estratos sociales, en los que la figura del ciudadano presidente no es del todo bienvenida.
La rechifla y los abucheos, son parte del paquete y así debió asumirlo, como una expresión natural de la diversidad de la sociedad mexicana.
No siempre se puede contar con escenarios cómodos o a modo.
Quizá lo que más le dolió al ciudadano presidente es que esas expresiones no fueran de reconocimiento.
De cualquier forma, esa es una parte del México real, el de carne y hueso. La democracia tiene sus asegunes.
Evidentemente el ciudadano presidente ganó porque así lo determinó la mayoría de votantes, pero fue solo una parte, no la totalidad de la sociedad.
Si el ciudadano presidente quiere seguir lanzando su pejemoña y controlar a sus adversarios con distintos lanzamientos, para seguir ponchando a la mafia del poder, puede hacerlo, pero lo que no puede ignorar es que hay quienes no aprueban ni respaldan su desempeño. Ni hablar, así es la bendita democracia.
Desaparecidos
Menuda carga se echó a cuesta el ciudadano presidente durante la reinstalación de la Comisión Nacional de Búsqueda de personas desaparecidas. A pesar de que no haya limite presupuestal para la tarea, como lo señaló, la realidad es que difícilmente se localizará y presentará con vida a la mayoría de los desaparecidos.
El aliento y esperanzas de padres y familiares, así como agrupaciones sociales, siempre será bienvenido, pero los anhelos chocan contra la realidad.
Placebo
El placebo nacional volvió a sentirse. La victoria del Tri frente a Chile, bajo la dirección técnica del Tata Martino, permite comenzar a soñar y acariciar desde ahora toda suerte de posibilidades.
El sueño apenas comienza a tomar forma, pero hay que recordar que una golondrina no hace verano, por lo que será necesario esperar no solo el resultado del segundo encuentro, sino a que se concrete en realidad un juego de conjunto, una selección sólida y orquestada que demuestre con el tiempo que son un equipo verdadero.
Por lo pronto, es inevitable que más de un aficionado eche las campanas al vuelo.
Redes
La Maestra Elba Esther Gordillo volvió a alborotar el escenario político. Su sola presencia en la primera asamblea de las Redes Sociales Progresistas que busca convertirse en partido político, se tradujo en toda suerte de especulaciones, desde tierras chiapanecas.
Evidentemente, la Maestra está de regreso y apoyará el partido cuyo liderazgo visible se ubica en su yerno y su nieto, pero de ahí a que recuperé la fortaleza y la capacidad de negociación de los que gozó durante las administraciones de Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón, hay una enorme distancia.
Sin embargo, una cosa es inobjetable, logrará como lo hizo en el caso de Nueva Alianza, dar vida a un nuevo partido político

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí