Al paso que va, el ciudadano presidente hará más de lo planteado, si en cien días fue capaz de cumplir -aunque sin enunciarlos, por modestia quizá- 62 de los compromisos que anunció el 1 de diciembre en el zócalo capitalino y 38 están en proceso de cumplirse, el panorama es inmejorable.
Desde ahora, se puede dar por consolidada y satisfecha la Cuarta Transformación del país y la permanencia de Morena como partido en el poder en 2024.
Lo malo es que si bien, el ciudadano presidente en un escenario austero y tranquilo, presentó los avances alcanzados por su administración al lado de los cuales reconoció algunos claroscuros en materia de inseguridad y el incremento momentáneo en el precio de combustible, con el aval inmediato del sector empresarial, tiene ante sí la crítica de la oposición que cuestiona su desempeño como parte de un ejercicio democrático.
No todo es miel sobre hojuelas. Partidos políticos y organizaciones sociales, ni tardos ni perezosos, en una acción natural en el ejercicio de la política expresaron su evaluación personal.
Entre lo negativo del mensaje del ciudadano presidente resalta el reto que lanzo a sus adversarios y sus analistas, al advertir que no hay asomo de recesión, al tiempo que presentó argumentos económicos, como la apreciación del peso frente al dólar, el nivel de inflación y la recuperación del poder adquisitivo.
En el mediano plazo, habrá que esperar a que se realice un ejercicio puntual que permita apreciar si en realidad se han cumplido o no los compromisos del ciudadano presidente y cuáles están en vías de concretarse, así como la forma en que han incidido en el bienestar de la sociedad.
La evaluación social y el escrutinio ciudadano a través de las benditas redes sociales, es algo de que no puede escapar el ciudadano presidente, esos son elementos que vienen con el ejercicio del cargo.
Migrantes
El ciudadano secretario de Seguridad Ciudadana, Alfonso Durazo enfrenta un conflicto peculiar con el gobernador de Tamaulipas, por el secuestro de un grupo de migrantes que viajaban en autobús.
A decir del mandatario, los migrantes eran custodiados por elementos de la policía federal, versión que negó el secretario Durazo.
Lo evidente es que de confirmarse el secuestro, la imagen de México que ya se ha colocado en entredicho en el pasado, al menos por una masacre de migrantes, será cuestionada de nueva cuenta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí