Imagen: Inegi

La inflación durante febrero retrocedió 0.03 por ciento, a causa de una caída en el precio de los productos agropecuarios. Tal registro a la baja, es el primero en 10 años, reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
El crecimiento anual de 3.94 por ciento para el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INCP) ubica a la inflación en el rango del Banco de México, algo que no había sucedido desde diciembre de 2016, previo a la liberación de los precios de las gasolinas.
El componente subyacente, que no contempla energéticos ni productos agropecuarios, incrementó 0.43 por ciento en el avance mensual y 3.54 por ciento de variación anual, mientras que el índice de precios no subyacente se redujo 1.38 por ciento ese mes y registró una variación con respecto al mismo periodo de 2017 de 5.25 por ciento.
Hubo una reducción en el costo de alimentos y bebidas no alcohólicas, así como muebles y artículos para el hogar; mientras se encareció el trasporte.
Los estados que registraron un menor costo de los productos con respecto a enero fueron Tlaxcala, Guerrero, Querétaro, Puebla y Chiapas. En contraparte Quintana Roo, Nayarit, Baja California Sur, Jalisco y Durango mantienen un menor ritmo.
Por otro lado, el Índice Nacional de Precios Productor (INPP) aumentó 0.02 por ciento mensual, con lo que alcanzó un alza de 4.52 por ciento a tasa anual.
Inegi destacó que hubo un incremento respecto a febrero de 2018 cuando las cifras fueron de 0.45 por ciento mensual y de 3.24 por ciento anual.
Por grupos de actividades económicas, el INPP para actividades primarias como agricultura y pesca, bajó 2.89 por ciento; para secundarias, que engloba las industrias, maquilas y construcción, ascendió 0.14 por ciento y el de terciarias, que involucra a los servicios, fue de 0.22 por ciento a tasa mensual.

Fuente: La Jornada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí