El Partido Acción Nacional exigió al Gobierno de México asumir con decoro su papel histórico en defensa de los derechos humanos y la democracia, en lugar de la postura vergonzosa expuesta en la reunión del Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela celebrada en Uruguay, que solo beneficia al dictador Nicolás Maduro.
Mariana Gómez del Campo, Secretaria de Asuntos Internacionales del PAN, afirmó que el rechazo del Gobierno de México a sumarse a los países que proponen la celebración anticipada de elecciones en Venezuela como la mejor vía para resolver la crisis política, social y económica que vive el pueblo venezolano, representa una burda contradicción de un Presidente que asegura respetar los derechos y la democracia.
“Una vez más le decimos claro y fuerte al Gobierno Federal que están respaldando a un dictador. Las elecciones anticipadas no son una condicionante para resolver el problema de Venezuela, son una necesidad para recuperar la democracia en ese país”, expresó.
Aseguró que es inadmisible que el Gobierno de México se preste a la simulación, aunque aclaró que esta situación “no nos debe sorprender por la cercanía entre López Obrador y Maduro”.
Gómez del Campo informó que la crisis humanitaria en el país sudamericano es alarmante, pues según la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida en Venezuela, 6 de cada 10 venezolanos perdieron 11 kilos de peso durante 2017, debido a la falta de alimentos y medicinas.
“Para lo que sí debiera estar mediando el Gobierno de México con Venezuela es buscando el cese del bloqueo en la frontera con Colombia, para que la ayuda humanitaria pueda ingresar a Venezuela. Parece que el régimen de Maduro prefiere ver muriendo a su pueblo, no hay medicinas, no hay alimentos, los niños están muriendo en Venezuela”, dijo.
Agregó que, en Uruguay, el gobierno de México quedó mal ante la comunidad internacional que reconoce a Juan Guaidó como Presidente Encargado de Venezuela.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí