Imagen: Especial

El gobierno de la República reforzará la seguridad en 17 regiones en todo el país mediante la mayor presencia de corporaciones de seguridad con las policías Militar, Naval y Federal.
El secretario de Seguridad Pública y Participación Ciudadana, Alfonso Durazo, señaló que esta medida tiene el objetivo central de combatir la violencia y reducir la incidencia de delitos como los homicidios.
Al concluir la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional, el funcionario señaló que inicialmente se pretende enviar 600 elementos más a cada región, es decir, desplazar un conjunto de 10 mil 200 policías para enfrentar la inseguridad en ciudades como Tijuana, Acapulco, Ciudad Juárez, Monterrey o Nuevo Laredo y sus zonas aledañas.
Durazo destacó que durante el 2018 se registró un recrudecimiento creciente de la violencia, particularmente en algunas regiones que requieren de atención prioritaria. Urgió al Congreso a aprobar la constitución de la Guardia Nacional para reforzar permanentemente las 266 regiones administrativas que en materia de seguridad se han conformado.
Al justificar la determinación, el presidente, López Obrador refirió que en Tijuana se cometieron en un solo día 20 homicidios. “El plan es el que se va a llevar a cabo en 266 coordinaciones territoriales, porque no vamos a utilizar la misma estrategia de los gobiernos pasados, de atender donde haya el problema y luego el problema se traslada a otras partes y no se resuelve, que fue lo que hicieron cuando se propusieron atender el robo de combustible”.
Durazo mencionó las regiones de reforzamiento de seguridad: Tijuana, Ciudad Juárez, Culiacán, Irapuato, Tlacomulco (Jalisco), Manzanillo, Salamanca, Chilpancingo, Acapulco, Nuevo Laredo, Reynosa, Monterrey, Ecatepec, Benito Juarez (Cancun), Uriangato y Celaya. Precisó que en cada una de esas ciuades se abarcan municipios colindantes.
El plan incluirá a la Ciudad de México en la zona limítrofe con el estado de México, para lo cual se están elaborando políticas conjuntas.
Durazo reconoció que estas 17 regiones no son las únicas que tienen problemas graves de seguridad, pero si las que en principio tienen mayor incidencia en todo el país. Señaló que la idea es que los 600 elementos se radicarán en cada una de las regiones, por lo que no se estarán moviendo a los elementos de una región a otra, pues la idea es la presencia permanente.
El secretario insistió en la urgencia de conformar la Guardia Nacional pues, ejemplificó, en la actualidad la Policia Federal está integrada por 37 mil elementos, de los cuales una tercera parte es personal administrativo, otra tercera parte destinada a servicios y sólo se cuenta con alrededor de 18 mil elementos operativos.
Esto implica que por turno se tienen disponibles de cinco a siete mil elementos. “Así, es absurdo pretender seguridad para un país de dos millones de kilómetros cuadrados o 130 millones de habitantes”, dijo.
Agregó que este despliegue se complementará con el reforzamiento de la prevención y los programas integrales de desarrollo. Asimismo, se pretende incorporar a las comisiones estatales de derechos humanos, a organizaciones civiles y del sector privado, que en regiones como Ciudad Juárez han tenido aportaciones importantes. En paralelo, se busca impulsar programas transversales para combatir la corrupción.

Fuente: Excélsior

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí