Conductas y declaraciones de algunos de los principales integrantes de su gabinete, dejan mal parado al ciudadano presidente, y ponen en predicamento acciones de su gestión.
El secretario Durazo Montaño de entrada, ante legisladores de Morena, al plantear la necesidad de impulsar la creación de la Guardia Nacional, reconoce la superioridad del crimen organizado ante las fuerzas del orden, con lo que podría comenzar a entenderse porque el ciudadano presidente ha establecido que no hay una guerra contra los grupos criminales.
El ciudadano secretario indicó que dentro de cuatro años se podría estar en condiciones para hablarse de tú a tú con los grupos del crimen organizado, en una declaración, sin duda poco cuidada que muestra la vulnerabilidad de la sociedad al contar con fuerzas del orden que no se encuentran en una condición superior a la de los transgresores del orden.
El secretario Urzúa advirtió que el presupuesto asignado a las estancias infantiles es suficiente y estableció la posibilidad de que el apoyo se entregue directamente a los padres para que ellos, entre otras opciones, paguen a los abuelos para que cuiden a los nietos, en un esquema en el que quizá -de acuerdo a su dicho- podrían estar mejor cuidados que en las estancias.
Evidentemente el ciudadano secretario no conoce de manera directa la realidad que viven muchas familias, primordialmente las madres solteras que encontraron en las estancias infantiles que hoy están en riesgo de cerrar una alternativa viable para atender la problemática que representa a necesidad de cuidar a sus hijos, para poder desempeñarse en algún puesto laboral.
La secretaria Sánchez Cordero se enredó con su homóloga de la Función Pública por la publicación parcial de su declaración patrimonial, en un caso que deja al descubierto la necesidad de ajustar la normatividad en la materia, para que el patrimonio adquirido en copropiedad, pueda ser público, sin el consentimiento de terceros.
En este tenor, el ciudadano presidente no solo ve afectado su entorno por sus declaraciones y acciones sino por las de algunos de sus principales colaboradores.
Pemex
A más de cuarenta días del inicio de la nueva estrategia de distribución de combustibles, el tema ha abandonado los principales espacios informativos, sin que la problemática se resuelva de fondo.
Y por añadidura, las pipas que se adquirieron a toda prisa, aunada a la contratación de operarios, aún no empiezan a operar o al menos el ciudadano presidente no ha informado sobre ello, con el mismo optimismo que anunció su compra.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí