La consulta anunciada por el ciudadano presidente en torno a la operación de la termoeléctrica en Huexca, Morelos, confirma que el suyo será el sexenio de las consultas, que se realizarán de manera espontánea, y hasta donde se aprecia al margen se toda norma legal.
En principio, destaca el hecho de que su anuncio no se acompañe de la observancia de las normas previstas en la materia, para la organización de este tipo de acciones de participación ciudadana y se muestre solo como el cumplimiento de una acción que busca en los hechos legitimar una determinación asumida.
Además de que durante su visita a Morelos el ciudadano presidente buscó de manera abierta orientar el sentido del voto de los eventuales participantes, al igual que en su momento lo hizo con las consultas previas sobre la terminal aéreas y los programas sociales.
Por cierto, que en torno a la realización de esas consultas, se argumentó que su organización y características obedecían entre otros factores al hecho de que el entonces presidente electo y sus colaboradores, aún no eran gobierno.
Sin embargo, ahora que lo son, se mantienen las líneas de acción que permiten apreciar más allá de una patina de ilegalidad, la implementación de un modelo de corte populista, con el que se seguirá endosando a la sociedad, el peso de las acciones que se toman desde el gobierno, aderezada con evidentes acciones para inclinar la balanza.
Entre ellos, hay que anotar el argumento expresado por el ciudadano presidente, en el sentido de que de no operar a termoeléctrica se seguiría comprando a empresas extranjeras, la electricidad que requiere el país y se perdería una enorme cantidad de inversión, toda vez que la termoeléctrica ya está construida.
Al margen, habrá que ver la forma en que se justifica la legalidad y procedencia de la consulta y la forma en la que las autoridades en la materia como el INE, se limitan a lo más a hacer gestos, ante ella.
Sin duda, la consulta entre otros elementos, pone de relieve los riesgos de regresar al esquema del presidencialismo onmipresente, con un control claro del Legislativo, como el que tanto se criticó al priismo tradicional y que hoy con el ciudadano presidente está de regreso.
Paradoja
Quien lo dijera, lejos de aplicar la norma y cumplir su compromiso de que nadie puede estar al margen o por encima de la ley, en el caso de los bloqueos de la CNTE en Michoacán, el ciudadano presidente consulta a la Comisión Nacional de la Derechos Humanos qué hacer.
Ni tarda, ni perezosa como reza el refrán, en lo inmediato la CNDH recordó las consecuencias de la omisión en cumplimiento del deber por parte de todo servidor público, al tiempo que resaltó la importancia de privilegiar el diálogo, con lo que evitó cargar con la responsabilidad sobre las eventuales acciones a seguir y que fiel a su estilo buscaba endilgarle el ciudadano presidente.
Para el grueso de la sociedad, en general y la michoacana en particular, en este como en otros muchos casos debe quedar claro que una cosa es hacer prevalecer el estado de derecho, con acciones como el repliegue y desalojo con el uso de la fuerza pública, ante la comisión de un ilícito, y otra la represión de la libre manifestación y la lucha por causas sociales de manera pacífica.
El ciudadano presidente ha argumentado de manera abierta que no ordenará la represión, pero tampoco puede ser omiso a su deber de hacer que prevalezca el estado de Derecho.
El derecho de la manifestación siempre se confrontará con los derechos de terceros que resultan afectados por acciones que vulneran sus garantías e intereses.
Persistencia
El ciudadano presidente ofreció disculpas, pero insiste en el tema al arremeter nuevamente, entre otros, en contra del ex presidente Felipe Calderón por haber sido contratado por una empresa del sector energético una vez que terminó su gestión.
Obviamente no fue lejos por la respuesta.
¿El ciudadano presidente volverá a ofrecer disculpas, o se limitará a lanzar la piedra y esconder la mano? Esa, entre otras, es ahora la interrogante, en este caso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí