Imagen: Especial

A causa del actual desabasto de gasolinas, la distribución de alimentos en el país corre peligro, luego de que dirigentes de la Asociación Nacional del Transporte Privado (ANTP), alertaron que el 80% de las grandes empresas dedicadas a esta actividad están por agotar sus reservas de combustible para sus vehículos.
Leonardo Gómez, director de la Asociación Nacional del Transporte Privado (ANTP), comentó en entrevista que “estamos a favor de que se combata el delito y el robo, nada más que lo que no quisiéramos ver más adelante, es una crisis en las operaciones logísticas”.
Recordó que, en este tema, no hay producto más caro que aquel que no se surte en el anaquel, por lo que, si la mercancía, que también es el caso de los combustibles, si no se encuentra en un lado, se encontrará en otro, aunque más caro.
Por lo anterior, hizo un llamado al gobierno para que “defina fechas precisas” de regularización del abasto de combustible dado que de esa forma las empresas distribuidoras podrán ajustar su logística.
Las empresas afiliadas a la ANTP, que son usuarias del transporte de carga, cuentan con 20% de las unidades que circulan por carreteras y utilizan, además, el servicio de alrededor de 450 mil camiones de Servicio Público Federal y 150 mil unidades de reparto de última milla que usan gasolina.
Agregó que el mecanismo más barato de distribución son los ductos; pero que en este caso tiene un papel relevante el uso de dobles remolque o fulles para el abastecimiento de carburantes por carretera. Destacó que mediante el uso de configuraciones sencillas no sería posible enfrentar la estrategia de abasto mediante autotanques.

Fuente: Excélsior

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí