Imagen: Especial

Ante la emergencia nacional que se vive contra periodistas y defensores de derechos humanos, que cobró la vida de 447 en el sexenio anterior y otros 2 mil 375 sufrieron agresiones, la Comisión de Derechos Humanos, la Secretaría de Gobierno y el Mecanismo de Protección de este sector en la Ciudad de México, firmaron un convenio de colaboración.
“No acaba el primer mes del año y ya tenemos un periodista asesinado en Baja California y dos defensores en Chiapas”; mientras, en la ciudad de México se registraron en el último trimestre del año pasado, 41 agresiones contra defensores y 9 contra periodistas, precisó la presidenta de la CDHDF, Nashili Ramírez Hernández.
Las agresiones contra estos grupos han ido en aumento, lo que ha derivado en la recepción de quejas y emisión de tres recomendaciones, por falta de seguridad, criminalización, uso de la fuerza policíaca y la investigación más visible es la del caso Narvarte.
Tan sólo en los años 2017 y 2018 se recibieron 52, de las cuales 32 están en trámite, siendo las autoridades mencionadas la Secretaría de Seguridad Pública, la Procuraduría General de Justicia, la Secretaría de Gobierno y el Sistema de Transporte Colectivo.
Así que, en un contexto tan adverso contra los periodistas y defensores de derechos humanos, la firma de este convenio resulta fundamental y es una buena oportunidad para mejorar y fortalecer el mecanismo”, indicó.
Comentó que, el objetivo es trasladar del papel a los hechos que “somos una ciudad refugio, donde llega la mayoría de los periodistas y defensores de derechos humanos, cuya vida está en riesgo, por lo cual debemos lograr la reconstrucción de su vida cotidiana”.
Se trata, explicó la directora del Mecanismo, Tobyanne Ledesma, de conjuntar esfuerzos para evitar esos casos y se respete la libertad de expresión, lo cual no es fácil en el país, donde la confianza en las instituciones de justicia es poca.
Hoy, se cuentan con un presupuesto de 14 millones 906 mil pesos, que incluye 2 millones del fondo aprobado por este gobierno para atender 32 casos que están incorporados al mecanismo, precisó.
México es el país donde los periodistas sufren el mayor número de agresiones, el cual es comparable con naciones en guerra, lo cual es lamentable, y la ciudad no es la excepción, por lo que aspiramos a que realicen su actividad sin miedo, afirmó Arturo Medina.
El subsecretario de Gobierno explicó que, en caso de estar en riesgo, ofrecerles las herramientas para afrontarlo y reciban no sólo atención física, sino sicológica y emocional, pues, como Estado aspiramos a que quienes “se dedican a la difusión de ideas, lo hagan con total libertad”.
Así que, la administración capitalina garantizará el derecho y acceso a la información para quienes emitan una opinión sobre los actores públicos, pues no se puede garantizar un cambio radical sin periodistas críticos e independientes.
Los periodistas son un contrapeso al poder y los funcionarios debemos entender que somos observados, pues “una sociedad activa requiere de espacios de libertad de expresión, libres de miedo o represión”, señaló.
Mencionó que, de requerirse un mayor monto de presupuesto para el Mecanismo, por los casos o necesidades, se pondrá en la mesa, aunque el presupuesto asignado ha sido suficiente.

Fuente: La Jornada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí