Las afectaciones en la economía, en concreto al abasto de alimentos y la movilización de mercancías, comenzaron a percibirse en algunas localidades, aunadas a la permanencia de un ambiente tenso por el desabasto de combustibles.
El aumento de costos y un incremento en la inflación aparecen como amenazas inminentes, en caso de que el desabasto se mantenga por un tiempo prolongado.
Sin embargo, ante ello, el ciudadano presidente y Pemex mantienen la versión de un suministro garantizado, al tiempo que persisten en apelar a la solidaridad ciudadana, ante los resultados negativos de una estrategia mal planeada, cuyos efectos perniciosos poco importan a sus orquestadores, en tanto proyecten la imagen de un triunfo tan inexistente como momentáneo.
Sin detenidos, ni una desarticulación real de los esquemas de robo desde el interior de Petróleos Mexicanos, ni la anulación de tomas clandestinas, no se puede hablar de resultados efectivos.
Si como lo ha señalado el ciudadano presidente existen evidencias de que desde el interior de Pemex se orquestó el robo de combustibles, en una enorme cuantía, se debe pasar a la presentación concreta de resultados y la apertura de los procesos legales correspondientes, al igual que si como lo advirtió la secretaria Sánchez Cordero, se ha procedido a congelar recursos de cuentas bancarias, ligadas al ilícito, se deben señalar de quién o quiénes se trata, así como el monto de los recursos comprometidos.
Es claro que en respeto a los procesos legales no se pueda hacer pública toda la información sobre el particular, pero es imprescindible presentar resultados y no solo tomar medidas que afecten el desarrollo de las actividades cotidianas de la población.
Dios nos libre del momento en que las mentes geniales que concibieron la estrategia en el rubro de los combustibles para evitar su robo, llevados por su ánimo triunfal se enfoquen en el combate al lavado de dinero, por que los sistemas bancario y bursátil, no soportarían una acción intervencionista de esa naturaleza.
Por lo pronto, el ciudadano presidente como ya lo advirtió está dispuesto a mantener la estrategia asumida, con lo que pone de manifiesto lo poco que le importa la tranquilidad del pueblo bueno, al que insta de manera reitera a aguantar y colaborar.
Guardia Nacional
Las manifestaciones sociales y políticas vertidas en el foro que realiza la Cámara de Diputados, en contra del mando militar en la Guardia Nacional son contundentes.
Aparece como el punto de confluencia, el punto en el que el ciudadano presidente tendrá que ceder para que su iniciativa avance con la celeridad requerida.
En términos generales sociales, gobiernos y políticos aprecian necesaria la creación de la Guardia Nacional. Respaldan el proyecto del ciudadano presidente, pero no quieren un mando militar.
Incluso Tatiana Clouthier aprecia en la aprobación de un mando militar la posibilidad de que las fuerzas armadas terminen por definir quién sería el próximo presidente de México.
No hay más, si en democracia la mayoría manda, no queda más que plegarse a la percepción general de que la Guardia Nacional debe contar con un mando civil.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí