Como instancia de colaboración y armonización de los mecanismos de auditoría y fiscalización en el país, el Sistema Nacional de Fiscalización (SNF) es pieza clave del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) y pilar sustantivo para asegurar que el uso de los recursos públicos sea óptimo, afirmó la Titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP), Arely Gómez González.
Durante la Segunda Reunión 2018 del Comité Rector del SNF, que presidió junto con el Titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), David Rogelio Colmenares Páramo, Gómez González dijo que instituciones y servidores públicos tienen el fin común de velar por el buen uso de los fondos públicos, y los exhortó a seguir siendo leales a los principios y compromisos por el bienestar de México.
En la reunión, realizada en Sala Virtual del edificio sede de la ASF, afirmó que la coordinación efectiva y la voluntad para complementar esfuerzos son determinantes para conseguir estos objetivos. Advirtió, además, que es necesario identificar los criterios de los integrantes del SNF para emitir y solventar observaciones, con el propósito de procurar su homologación.
“Los integrantes del Sistema Nacional de Fiscalización tenemos un rol en la detección de indicios de posibles desvíos o malos manejos de los recursos públicos. Tanto si se malversaron o no se ocuparon eficientemente, es preocupación y debe ser ocupación de todos nosotros disminuir ambos riesgos”, indicó.
La Titular de la SFP destacó avances, áreas de oportunidad, políticas y proyectos de mejora conjunta desde el relanzamiento del SNF, en 2015, lo que demuestra la voluntad compartida, que no debe acoplarse a intereses meramente políticos, sino solidarizarse con la salud económica del Estado y el bienestar de la ciudadanía.
Entre los avances, destacó el vínculo dinámico entre órganos de control interno del gobierno federal y los de entidades federativas, lo permite instrumentar mecanismos de verificación, evaluación y vigilancia, con la finalidad de que los recursos públicos se apliquen con probidad, transparencia y estricta rendición de cuentas.
Reconoció que la corrupción representa un gran desafío, pues afecta la confianza de la sociedad en las instituciones públicas, en la democracia representativa, en las empresas, e incluso en las relaciones cotidianas.
Posteriormente, durante la Segunda Reunión Plenaria 2018 del SNF, la Titular de la SNF subrayó que sólo a través de una administración pública eficaz y eficiente es posible construir estructuras de buena gobernanza.
En ese marco, destacó que los avances del SNF han sido notables: entre ellos, la aprobación de sus Estatutos, la ratificación de sus Normas Profesionales de Auditoría y la integración de siete grupos de trabajo sobre diversos temas.
Gómez González advirtió, por otra parte, que la armonización del SNF es un objetivo complejo y no puede abreviarse. La homologación que se requiere, explicó, implica no sólo normatividad, sino también procedimientos, profesionalización y estructuras institucionales.
En esta labor de homologación, indicó, “destaca la elaboración de un nuevo diseño para dar a conocer el contenido de los informes de auditoría, tanto a los entes revisados como a las instancias responsables y a la propia ciudadanía”. Además, adelantó que se trabaja para trasladar el mapa de fiscalización nacional a un formato de datos abiertos, lo que permitirá a los ciudadanos consultar y hacer uso de esta información.
A la reunión plenaria asistieron el Presidente de la Comisión de Vigilancia de la ASF de la Cámara de Diputados, Mario Alberto Rodríguez Carrillo; el Auditor Especial del Gasto Federalizado de la ASF, Emilio Barriga Delgado; la Subsecretaria de Control y Auditoría de la Gestión Pública de la SFP, Ana Laura Arratia Pineda; el Subsecretario de Responsabilidades Administrativas y Contrataciones Públicas de la SFP, José Gabriel Carreño Camacho; titulares de los órganos estatales de control y entes superiores de fiscalización local.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí