Imagen: La Jornada

Un grupo de 16 ex mandatarios de diversos países –sobre todo de América Latina– enviaron una carta a los presidentes electos de México y Brasil, Andrés Manuel López Obrador y Jair Bolsonaro, respectivamente, para pedirles que no inviten a su toma de posesión al jefe del Ejecutivo de Venezuela, Nicolás Maduro, a quien acusan de violar los derechos humanos en su país.
Entre los firmantes de la misiva se encuentran Vicente Fox Quesada (México), Felipe Calderón Hinojosa (México), José María Aznar López (España), Laura Chinchilla (Costa Rica), Fernando de la Rúa (Argentina), Álvaro Uribe (Colombia) y Mireya Moscoso (Panamá), quienes aseguraron que en el gobierno de Maduro ocurren violaciones sistemáticas de los derechos humanos y las libertades fundamentales. Los ex jefes de Estado y de gobierno, reunidos en la llamada Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), subrayaron que también se da represión y persecución política, existencia de presos políticos y falta de elecciones libres, por lo que apoyan la decisión de suspender a Venezuela del Mercorsur.
Los 16 ex presidentes argumentaron que el Grupo de Lima (conformado por 14 naciones de Norteamérica, Sudamérica y el Caribe) han condenado la ruptura del orden democrático en Venezuela y la negativa de su gobierno al suministro de atención humanitaria y médica al pueblo venezolano.
El 13 de febrero de 2018, recordaron, el mismo Grupo de Lima respaldó la decisión del gobierno peruano de retirar la invitación a participar en la Cumbre de las Américas a Nicolás Maduro, y el 14 y el 21 de mayo declaró que el presidente venezolano ha violentado la institucionalidad democrática, por haber convocado a un proceso electoral ilegítimo y carente de credibilidad.
Los firmantes de la carta recordaron que el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, el 22 de junio de 2018, solicitó a la Corte Penal Internacional investigar lo que considera atrocidades ocurridas bajo el régimen de Nicolás Maduro, en medio de una impunidad generalizada.
Por todo ello, solicitaron respetuosamente a López Obrador y Bolsonaro –cuyos estados son miembros del Grupo de Lima– ser consecuentes, mantener el cumplimiento de los compromisos adoptados dentro de este organismo sobre Venezuela y evitar la presencia de Maduro en sus tomas de posesión.

Fuente: La Jornada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor haga sus comentarios
Por favor ponga su nombre aquí